30 de enero de 2010 07:53 AM
Imprimir

Chile: optimismo para la presente temporada

La uva de mesa y la fruta de carozo, con buenos precios. Persisten las dudas sobre las manzanas

En la mayor parte de las variedades chilenas el panorama es auspicioso en precios por la recuperación del mercado en Europa y Estados Unidos, cuya demanda estaría creciendo entre un 2 y un 3%."Falta que termine la temporada, pero es de esperar que los precios se sostengan y el tipo de cambio siga reaccionando", auguró Ronald Bown, presidente de Asoex.Otro factor beneficioso es el cambio de hábitos en el consumo mundial. El que la gente opte por productos más sanos como la fruta mejora las perspectivas. El mejor escenario esperado se nota en una recuperación del valor. La mayoría -excepto las manzanas- presenta un aumento en los precios que en algunos casos llega hasta el 40%.El panorama que se viene para la cereza no es el más auspicioso. Aunque a la fecha hay precios entre un 30 y un 40% superiores a los de la temporada pasada, se cree que éstos podrían ir bajando por el creciente deterioro que ha tenido la fruta.Por otra parte, las perspectivas para la uva chilena son auspiciosas. A la tercera semana de enero había un 29% de aumento en las exportaciones a Estados Unidos (93% del total exportado) respecto del mismo período del año anterior, según cifras de Decofrut. Los precios estarían un 30% más altos que en la temporada pasada; por ejemplo, la uva Thompson promediaba los 18 dólares y ahora alcanza los 23. El mejor panorama se debería a una disminución del 25% en los niveles de inventario en Estados Unidos y a una menor cosecha de la competencia. A pesar de que el tipo de cambio los desfavorece, el alza de precios ayudaría a compensar la pérdida.El panorama para las manzanas es más complejo. Se espera que este año Chile se recupere de los bajos volúmenes exportados en la temporada anterior -que casi llegaron a las 675.000 toneladas- y que aumente en un 11% sus envíos, según Decofrut. El principal mercado de nuestro país es Europa y los stocks de manzana europea aumentaron un 6%, lo que ha presionado a la baja los precios. Este año se prevé un inicio bajo fuerte presión y con precios deprimidos, sumado a las proyecciones de crecimiento en la oferta chilena y a un tipo de cambio menos favorable que en el 2009.Aun así, dos aspectos podrían compensar este escenario poco motivante: por un lado, el atraso en el inicio de la campaña, de la que se espera una fruta de mejor calidad, y por otro, los menores volúmenes de exportación que se esperan de los principales competidores de Chile.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *