31 de enero de 2010 11:38 AM
Imprimir

El norte cordobés necesita lluvias de más de 400 mm para los próximos días

Cerca de un millón de hectáreas comprenden el área que todavía padece el castigo de la sequía que, aunque no tiene la magnitud de la campaña anterior, ya está causando efectos negativos en los cultivos implantados

Si en los próximos siete días no se registran lluvias de importancia que permitan recuperar el nivel de humedad en el perfil del suelo, 420 mil cabezas de ganado bovino y una producción promedio de aproximada de 2.5 millones de toneladas de granos gruesos entrarían en emergencia agropecuaria, afectando más de 3100 establecimientos agropecuarios, en especial aquellos ubicados en el departamento Río Seco, Tulumba,Sobremonte,Norte de Totoral y Rio Primero

Una vasta zona de influencia de la Rural de Jesus Maria, al día de hoy se presenta en estado de sequía. A partir del análisis de un informe elaborado por el Centro de Información Técnico, Económico y Agropecuario (C.I.T.E.A), se observó una primera foto de la crítica situación por la que atraviesa el norte de Córdoba: en especial el departamento Río Seco, uno de los más afectados en el arco noroeste de la provincia, en condiciones de emergencia agropecuaria. En este sentido, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos, convocó para el próximo lunes 1 de febrero, al mediodía, a una reunión de la Comisión de Emergencia Agropecuaria, con el objetivo de analizar la situación de sequía que atraviesa el Arco Noroeste de la Provincia de Córdoba.

Desde la Rural de Jesés María se identificó que en el área afectada hay un millón de hectáreas productivas, destacando que en la actividad agrícola se producen más de 3 millones de toneladas de granos y en ganadería, el stock regional es de unas 420 mil cabezas de ganado bovino. Un rasgo distintivo de la región es: su variabilidad climática, tanto en el transcurso del año como en la comparacion entre años.

Proyectando el tema en una línea de tiempo: a lo largo del ciclo 2009/10 se presentó una situación de deficit hídrico muy marcado, en algunas regiones con una sequia poco vista en los ultimos años. A modo de ejemplo, la ultima campaña agricola 2008-09, registró rendimientos muy bajos en esta porción norte de la provincia de Córdoba con valores promedio en Soja que oscilaron entre 8 y 10 qq/ha y para el Maíz entre 30 a 50 qq/ha.
el extremo norte de la provincia, area que comprende a los departamentos Rio Seco, Sobremonte y Tulumba y el norte de los departamentos Totoral y Rio Primero todos afectados por una intensa sequia. Si bien el déficit hídrico es más moderado, igual preocupación se presenta en los departamentos Totoral, Colon y parte de Rio Primero.

Observación del ciclo promedio de lluvias

Con datos obtenidos en la estación meteorológica de Villa de María de Río Seco (Servicio Meteorológico Nacional), obtenemos información de promedio histórico de lluvias desde 1904 a la fecha- comparado con la información de lluvia de un establecimiento ubicado a escasa distancia de la Estación: está emplazado en, departamento Río Seco.

Cuando se analizan los registros de lluvia caída en los meses de julio-junio de cada año, el año 2008-2009 marca un promedio de 407 mm -300 mm abajo del promedio anual-. Además se produjo un bajo nivel de humedad en el suelo en el comienzo de la campaña 2009-2010. Este sólo análisis define una de las sequías mas importantes de los últimos años, incluso si recorremos hacia atrás en el tiempo encontramos solo 3 años con precipitaciones cercanas a los 400 mm en al año.

La situación se agrava aún más cuando se tiene en cuenta que el otoño pasado -uno de los más secos de los últimos cien años- la ausencia de humedad en el suelo imposibilitó la realización de los cultivos de invierno: en los últimos dos años no se sembró trigo.

En suma, un otoño seco sucedido por una primavera y verano de escasas precipitaciones marcan el estado actual de los perfiles de suelos: sin reservas de agua.

Finalmente, sumamos la mirada del ingeniero agrónomo Pablo Solfanelli, coordinador del C.I.T.E.A quien nos acercó una visión técnica de lo que sucedió esta campaña –mes a mes- comparando los datos reales de lluvia caída con los promedios históricos, con un registro acumulado del déficit.

“Al día de hoy, finalizando el mes de enero ya estamos observando lotes con disminución de su rendimiento potencial por efectos de la sequía. Estos lotes son aquellos que por lluvias oportunas se pudieron sembrar a mediados de diciembre. En esta situación la perdida de rendimiento ya es muy importante” subrayó el ingeniero agrónomo Pablo Solfanelli, coordinador del C.I.T.E.A.

Las escasa precipitaciones de noviembre y diciembre (los 75 mm se dieron en los últimos días del mes) obligaron a realizar la siembra entre finales de diciembre y mediados de enero, por lo cual actualmente los cultivos están en los primeros estadios fenológicos y por ende con menores demandas hídricas.

“Sin embargo –agregó Solfanelli- la concentración de la siembra imposibilitó a los productores, llevar adelante una estrategia de diversificación de fecha de siembra y por ende de los períodos críticos de los cultivos: esto condicionará que una importante región de la provincia cierre con éxito la actual campaña agrícola en función de las lluvias de febrero y marzo”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *