1 de febrero de 2010 13:29 PM
Imprimir

Se produjo la lana Merino más fina del Uruguay

En el marco del proyecto de investigación y desarrollo del núcleo Merino Fino del Uruguay, se llegó a producir el fardo más fino de la historia: 14,4 micras de promedio.

Dicho fardo de 100 kilos de lana ultrafina conformado por vellones provenientes del Núcleo Fundacional de Merino Fino de la Unidad Experimental de INIA Glencoe y de los productores y cabañeros "Los Arrayanes" de Alfredo y Álvaro Fros y "Los Manantiales" de Sylvia Jones e Hijos, mostró que se puede. Esta Unidad Experimental, así como los mencionados predios, están ubicados sobre suelos superficiales del basalto. La información generada por el Laboratorio del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) determinó los siguientes coeficientes de calidad de las lanas que conformaron el fardo: 14.4 micras de promedio; 19.4% de coeficiente de variación del diámetro: 99.8% factor de confort; 79.6% de rendimiento al lavado; 76% de rendimiento al peinado; 65.8 de luminosidad (Y) y -1.7 grado de amarillamiento (Y-Z).

Este fardo se comercializó en el marco del acuerdo que suscribió la Sociedad de Criadores de Merino Australiano del Uruguay con la empresa Lanas Trinidad S.A., en el cual el precio final recibido fue de US$ 32.38/Kg. base limpia.

En 1998, la Sociedad de Criadores de Merino Australiano del Uruguay (Scmau), el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) reunieron esfuerzos para concretar un desafío compartido, el mejorar la situación socioeconómica y la calidad de vida de productores ubicados en las regiones ganaderas extensivas del país y mediante la evaluación tecnológica de producir lanas finas y superfinas.

Con la implementación de un Núcleo Fundacional -ubicado en la Unidad Experimental "Glencoe" de INIA Tacuarembó- se agruparon 37 productores que ofrecieron ovejas para esta iniciativa. Estos animales fueron seleccionados, inseminados o encarnerados con material genético superior de origen nacional e internacional.

El apoyo constante por parte del Estado y del sector privado -a través de la Industrial Textil-, fue un elemento clave que le permitió al proyecto conseguir sus objetivos iniciales y transformarse en una herramienta tecnológica capaz de ser adoptada.

Hoy, un importante número de productores laneros del Uruguay producen más de un millón y medio de kilogramos de lanas por debajo de las 20 micras y de un paquete tecnológico que permite producir, industrializar y comercializar lanas diferenciadas y de alto valor agregado.

La generación de este producto diferenciado y de alto valor es fruto de un trabajo conjunto de innovación de largo plazo, el cual alienta a las partes involucradas a investigar sobre la potencial producción de este tipo de lanas a cielo abierto en sistemas productivos ganaderos extensivos adaptados a las condiciones del Uruguay.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *