29 de abril de 2012 19:32 PM
Imprimir

Más de 100 mil personas les pidieron a los líderes del mundo que incluyan el bienestar animal en la agenda de Río+20

El futuro que queremos para los animales de producción.

En Naciones Unidas, la Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA) entregó a los coordinadores ejecutivos de la Conferencia sobre Desarrollo Sostenible Río+20 alrededor de 110.000 firmas, reunidas en una petición. Elizabeth Thompson y Brice Lalonde, recibieron las firmas, que representan el creciente y significativo apoyo hacia la campaña de la WSPA para incluir el bienestar de los animales de producción en la agenda de Río+20 en junio próximo.

Cada día, miles de millones de animales sufren en granjas industrializadas. Cerdos, pollos y vacas que no pueden moverse libremente, respirar aire fresco o recibir la luz del sol. Esto no es sólo uno de los peores abusos animales, sino que tiene efectos negativos sobre el ambiente y la salud humana, entre otros. A través de la campaña de la WSPA, personas de diferentes partes del mundo les han pedido a los líderes del mundo que incluyan el bienestar animal en las discusiones de Río+20.

“Estamos muy contentos de que decenas de miles de personas del mundo hayan reconocido que el bienestar animal es vital para el futuro de las personas y el planeta,” dijo Luis Carlos Sarmiento, director de la WSPA en Suramérica. “Ahora, más que nunca, es evidente que el bienestar animal debe estar en la agenda de la conferencia.”

“Es muy animador ver el gran apoyo que existe para la implementación de mejores prácticas de producción agropecuaria humanitaria y sostenible,” dijo el señor Lalonde. “La seguridad alimentaria y la producción agropecuaria sostenible son unas de las áreas prioritarias de discusión en Río+20.”

En la preparación para la conferencia, la WSPA ha facilitado reuniones con expertos de alto nivel y producido una serie de reportes y estudios de caso sobre producción agropecuaria, los cuales demuestran que la producción humanitaria es una alternativa viable y favorable para el ambiente, en contraposición a los métodos intensivos e industrializados. La meta de la WSPA es persuadir a las Naciones Unidas, los delegados gubernamentales y la industria con cinco recomendaciones claves:

Desarrollo de políticas para suministros sostenibles de alimentos

Manejo de la demanda insostenible de productos de animales de granja

Apoyar la investigación y el desarrollo de una producción agropecuaria humanitaria y sostenible

Eliminación paulatina de subsidios e inversiones en sistemas insostenibles y no humanitarios

Reconocer la importancia del bienestar de animales de producción en los sustentos sostenibles y la lucha contra la pobreza

Además de ayudar a los animales mismos, un trato humanitario y sostenible hacia los animales de producción ha demostrado beneficios para salud, la seguridad y el ambiente. Por ejemplo, la carne de ganado en pastoreo puede contener la mitad de la grasa de la carne del ganado criado intensivamente y alimentado con granos, y la producción de carne en pastoreo puede usar la mitad del combustible fósil que la producción industrializada.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *