1 de febrero de 2010 22:12 PM
Imprimir

Chile tiene que creer más en sí mismo

José Pablo Zamorano, experto español en innovación.El especialista recalca que las pymes chilenas tienen condiciones para llegar a la Unión Europea y competir, pero tienen que demostrar que Chile es una marca. Advierte que hay que dejar que sean estas empresas las que decidan en qué área necesitan innovar

Darse a conocer en el resto del mundo es algo importante para todo país. Cada uno trata de mostrar su mejor producto y ser reconocido por éste. En Chile el caso más emblemático es el del vino, reconocido internacionalmente. Y si bien existen otros como las paltas, el aceite de oliva, el salmón y diversas frutas, que pelean por ganar reconocimiento como chilenos, hay muchos que al estar en manos de pequeños agricultores o empresarios -pymes-, por atractivos que sean sus productos, no alcanzan a salir al mundo.Lo que ocurre es que a las pymes se les dificulta globalizarse porque compiten con empresas grandes que tienen más recursos como para enfrentar los desafíos que implica acceder a nichos de mercados en el extranjero. Desconocimiento y falta de recursos, son los principales escollos. Sin embargo, precisamente en su origen tienen el material para poder competir globalmente, al menos así lo hacen muchas de sus homónimas europeas, sostiene el Dr. José Pablo Zamorano, especialista en innovación y miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. "Las pymes deben intentar dedicarse a alimentos que tienen una relación con la tradición, es decir, alimentos que tengan una marca local", dice el experto que visitó Chile invitado por EuroChile, para dar a conocer cómo las pymes pueden ingresar con sus productos alimenticios a la Unión Europea.- ¿Es difícil para las pymes ingresar a Europa?En la UE hay mucha competencia. Pero hay una buena imagen de Chile. Yo creo que si el consumidor europeo ve un producto chileno, no lo encontraría sospechoso. Es difícil para este tipo de empresas, pero no hay una barrera particular psicológica para las pymes chilenas.Además, está el idioma. Supongo que aquí sucede lo mismo. El idioma universal es el inglés. Creo que Chile tiene una cierta ventaja con el español, en comparación con otros países como los asiáticos, ya que es más cercano. El idioma común sería la ventaja, eso hay que usarlo y plantearse que es un modo de abrir barreras.- ¿Cómo deberían hacerlo las pymes: crear una plataforma para exportar a Europa o primero vincular la investigación con los productos innovadores y luego exportar?No creo que algo debería ser primero y algo segundo. Porque cuando se empieza a exportar uno se puede dar cuenta de qué necesidades hay que cumplir y éstas a lo mejor se pueden cumplir con la investigación. Hay que hacer las dos cosas de forma simultánea.- ¿ Qué les falta a las pymes chilenas para llegar?Creer más en sí mismos. Es un país que está muy bien situado dentro del contexto de Sudamérica. Es un país que tiene una buena imagen en la UE, tiene prestigio, es un país fiable. La gente es educada, es fácil trabajar con ellos. Yo creo que los chilenos no sienten eso.Tienen que trabajar más con los alimentos, algo que ya se está haciendo.Tienen que demostrar que Chile es una marca.Eso es algo que están logrando con el vino. Yo ya sé que si compro vino chileno en España me va a dar cierta categoría, una cierta calidad. Con los alimentos hortofrutícolas eso también se puede lograr. Por eso hay que creer más en uno mismo.-¿Qué errores comete el país?Errores no sé, pero podría dar una advertencia. Que no se trate tanto de dirigir la innovación. Hay que dejar en libertad a las pymes para que decidan esos temas y para que la decidan con los investigadores. Por poner un ejemplo, vamos a trabajar en alimentos funcionales, si alguien viene con una idea diferente, hay que darle la oportunidad. No es un error que se cometa en Chile, pero si se ha cometido en la UE, como en países como España, por eso lo digo como consejo, para evitar que suceda acá.-¿Qué empresa pyme industrializadora de alimento puede tener una buena proyección en la UE?La industria vinícola claramente, yo creo que ya la tiene. Creo que están trabajando bien y tiene un nombre. La industria de los alimentos procesados de los hortofrutícolas tiene posibilidades. El consumidor europeo está aburrido, no tiene problemas de alimentación, lo que quiere son cosas nuevas y aquí veo que hay algunos tipos de productos que se podrían considerar nuevos para ellos.La gente está aburrida de tomar jugo de naranja, quizás quieran probar el néctar de otra cosa, por ejemplo allá se está tomando zumo de maracuyá, porque el nombre es exótico, al igual que la fruta. Las chirimoyas serían algo interesante, porque el único país que produce en la UE es España y es poco. Hay frutas que no son conocidas en la UE, ahí hay un mercado. La importancia de la propiedad intelectual La propiedad industrial es un concepto que cada vez es más difundido. La posee el inventor o descubridor de alguna creación que se relacione con la industria, incluida la agroalimentaria. Esto quiere decir que quien inventa o descubre un producto, lo patenta logrando que otros, para copiar o utilizarlo, deban pagar un royaltie.-¿Cómo es el respeto a la propiedad industrial a nivel global?Cada vez se le da más importancia, es un elemento que le da valor al conocimiento que viene de la ciencia y aporta al resultado comercial. Las patentes son algo público, todo el mundo tiene derecho a acceder a ellas, lo único que se conserva es que eres el único que puede explotarlo. Todo eso son elementos positivos.Hay un cierto peligro de insistir mucho que las patentes sean sólo un elemento jurídico. Yo creo que en la UE siempre hay que conservar la idea de marketing comercial.-¿Qué hay de nuevo en este tema?A nivel UE se está intentado crear unos juzgados y unos jueces específicos que sean los que decidan de los temas de propiedad industrial, sobre las infracciones que se cometen, las demandas y pleitos que se produzcan.También somos muchos los que esperamos que exista una patente. Hoy  cada patente es de cada país, se espera que exista a nivel UE, para no tener que validarla en todos los países.-¿Hay en Chile un adecuado desarrollo?No lo sé.No quiero hacer un juicio de como funciona a nivel industrial, pero tengo la sensación de que todavía es poco conocida en Chile, lo cual es normal. Pasa en todos los países en distintos grados.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *