4 de febrero de 2010 07:20 AM
Imprimir

Este año, el precio del ganado subió 20%

Desde diciembre, la falta de oferta de hacienda gorda en el Mercado de Liniers continúa impulsando los precios hacia arriba. Así, en lo que va de 2010, el aumento acumulado es del 20 por ciento, teniendo en cuenta que el Indice General de esa plaza concentradora, que contempla las operaciones hechas con todas las categorías vacunas negociadas allí, cerró ayer en $ 4,643 por kilo, mientras que el año pasado terminó en 3,868 pesos.

La suba, en verdad, no es una sorpresa: se estimaba que la escasez de vacunos se produciría a mediados de febrero o en marzo, pero se adelantó. Lo usual era que los primeros quince o veinte días del año hubiera mayor afluencia de ganado en Liniers, pero por efecto de la sequía los ganaderos no pudieron esperar al inicio de un nuevo ejercicio contable para vender. Sin embargo, por estos días toman cada vez más fuerza los rumores de que ese aumento es mayor. Así, por terneros y terneras, novillitos, novillos y vaquillonas se estaría pagando por encima de los valores que se publican para evitar que el Gobierno "tome represalias" con los abastecedores del comercio minorista y la industria cárnica. En tanto, los establecimientos de engorde a corral "están semivacíos" porque el negocio pierde rentabilidad por el atraso de seis o siete meses en el pago de las compensaciones oficiales. Hay que aclarar que las haciendas terminadas a campo valen entre 0,50 y 1 peso menos que aquellas otras, que resultan más parejas. La situación termina de completarse por el hecho de que las últimas lluvias permiten recuperar los pastos y no habrá necesidad de vender los terneros pues las vacas estarán en mejor estado, a diferencia de lo que ocurrió el año pasado. En su último informe la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) advierte que en el último trimestre de 2009 ya se observaba la suba de precios tanto del ganado para faena como de la carne al consumidor. La entidad indica que la reducción del rodeo vacuno, que de acuerdo con las cifras preliminares de las campañas de vacunación antiaftosa fue de 8,4 millones de cabezas en los últimos dos años, tiene dos razones: "el continuo avance intervencionista del Gobierno sobre la cadena de valor, que se inició en marzo de 2005 con la firma de los primeros «acuerdos» de precios y que llegó en marzo de 2006 a la prohibición transitoria de los envíos al exterior de carne vacuna, le fue restando cada vez más atractivo a la ganadería y desencadenó un proceso de venta masiva de vientres". La otra razón fue la sequía en varias zonas productivas en 2008 y 2009, que forzó el envío de animales a faena, además de la pérdida que generó la falta de agua y pasto.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *