4 de febrero de 2010 07:57 AM
Imprimir

Fijaron un precio mínimo para el sábalo y cupos para los frigoríficos

El secretario de la Producción arbitró ante un reclamo del sector pesquero. Para el pescado que ingrese a la Provincia la tasa comercial será más cara. Los que salgan deberán estar procesados.

Pescadores, acopiadores y empresarios de la industria frigorífica fueron recibidos por autoridades de la secretaría de la Producción de la Provincia y acordaron, entre otros temas, el cupo para el presente año, que se distribuirá en forma trimestral; fijaron en 1.50 pesos el precio del sábalo y acordaron una tasa comercial diferencial para el pescado foráneo, para proteger a los pescadores locales.

La reunión había sido prevista para el lunes 1 de febrero, pero por cuestiones de agenda del secretario de la Producción de la Provincia, Roberto Schunk, se pospuso hasta ayer.

Tal como había anunciado UNO, Schunk recibió en Casa de Gobierno a los distintos representantes del sector pesquero para analizar la actual situación luego que finalizara la veda el pasado 31 de enero.

Al término del encuentro, Claudio Ledesma, subsecretario de Planificación del Desarrollo y la Producción de la Provincia indicó a UNO que entre otros temas se estableció un precio mínimo sostén de 1.50 pesos para el kilo de sábalo.
El valor fue propuesto por el Gobierno provincial y aceptado tanto por las cámaras frigoríficas como por los trabajadores del río.

“Este precio mínimo que los frigoríficos deberán pagar, independientemente de si lo lleva el acopiador o el mismo pescador”, indicó Ledesma, quien además confirmó que hasta el momento, se les pagaba a los pescadores entre 1.20 y 1.40 pesos por kilogramo.

El funcionario detalló que si bien los pescadores esperaban un precio superior, finalmente acordaron, mediante la firma de un acta acuerdo, el mencionado monto.

De todos modos – indicó Ledesma – se trata de un precio mínimo que puede variar de acuerdo a las fluctuaciones del mercado internacional.

Otro de los temas expuestos durante el encuentro fue el de los cupos a la exportación, que será para la cuenca de 6.500 toneladas de sábalo.

“En Entre Ríos los cupos se repartirán en forma trimestral, y eso nos permitirá realizar en los primeros tres meses, por ejemplo, establecer un control a las empresas para saber si cumplieron o no con lo pactado. De no ser así se les reducirán los cupos otorgados o recibirán sanciones”, detalló el consultado.

Como estaba previsto, una cuestión sobre la que trabajaron fue la implementación de una tasa comercial diferenciada para los frigoríficos que ingresen pescado desde fuera de la provincia.

“Aún no se definió el monto, pero el pescado foráneo será mas caro con el objetivo que el pescador local pueda competir”, sostuvo el funcionario provincial.

“Desde la Provincia vamos a sacar una resolución que implique que todo el pescado que salga de la provincia tiene que estar procesado. Hay acopiadores en la provincia que compran pescado a granel y lo llevan a frigoríficos foráneos, entonces también se pondrán trabas a esto para que todo el pescado que salga de Entre Ríos tenga que pasar por una planta y ser procesado”, sostuvo.

En la reunión estuvieron presentes pescadores de Victoria, acopiadores, barqueros y empresarios de cuatro frigoríficos, además del intendente de Victoria, César Garcilazo, el secretario de la Producción, el subsecretario de Planificación del Desarrollo y la Producción y autoridades de la dirección de Fiscalización.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *