6 de febrero de 2010 08:35 AM
Imprimir

Mercado de granos :   La tendencia bajista no detiene su marcha

El mundo está a la espera de una supercosecha de soja

Con la baja en el precio de las commodities agrícolas en los últimos 45 días, el ingreso de divisas proyectado ha sufrido una caída de US$ 3577 millones y de la misma forma se ha visto afectado el ingreso por retenciones, con una caída de US$ 1125 millones. El informe de Ingresos por Exportaciones de diciembre elaborado por AgriPAC proyectaba un ingreso de divisas del sector agropecuario para la actual cosecha 2010 por US$ 26.473 millones mientras que las cifras proyectadas al día de hoy ajustadas con baja de los precios se ubica en US$ 22.754 millones. Si bien los números para 2010 muestran cierta recuperación con respecto a las cifras de 2009, cuando ingresaron divisas por US$ 18.527 millones, las mismas todavía están muy lejos del récord alcanzado durante la campaña 2008 cuando llegaron a superar los US$ 38.000 millones. Con respecto al ingreso por retenciones, recordemos que en la cosecha 2008 se ubicó en el record de US$ 11.000 millones, en 2009, el peor año afectado por la sequia, llegó a los US$ 5000 millones. Otro de los factores de peso a la hora de analizar el sector, la política antiexportadora de trigo y de maíz implementada por el Gobierno. Para la actual campaña se está proyectando un ingreso en concepto de retenciones por US$ 6279 millones. Pero este ingreso proyectado se basa en un volumen de exportaciones de trigo de 2,8 millones de toneladas y de 10 millones de toneladas de maíz. Si a esta proyección le afectamos el "factor K", y asumimos exportaciones de trigo por 1,8 millones y de maíz por 7 millones de toneladas, llegamos a un ingreso por retenciones de US$ 6127 millones. Tal vez para el Gobierno US$ 152 millones en mas o en menos podrá no resultar una gran diferencia, pero hay que tener en cuenta que este año habrá una fuerte retención a vender soja por parte del productor por tratarse de un año puente hasta 2011 cuando las elecciones presidenciales aportarán sin duda un nuevo factor de incertidumbre y volatilidad a los mercados. Desde mediados de diciembre de 2009 los mercados vienen consolidando una fuerte y sostenida baja que ha impactado en todos las commodities agrícolas. La debilidad del dólar contra el euro o el yen no es más un factor de sostenimiento o firmeza de los precios por la sencilla razón que la demanda de los principales países importadores se ha retirado del mercado. El mundo está a la espera de la "supercosecha de soja" de América del Sur, donde tendremos triple cosecha récord en Brasil, la Argentina y Uruguay. Sin embargo, hay un factor que todavía el mercado no lo ha cuantificado: las elevadas temperaturas que se produjeron durante enero. Los precios de la soja mayo 2010, en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), cerraban el jueves pasado a 216 dólares por tonelada, y aquí debemos recordar que en esta misma columna se había anticipado tres meses atrás la posibilidad de que la soja pueda llegar a los 200 dólares. En un momento la soja mayo 2010 tocó el mínimo de 205 dólares y luego comenzó una nueva corriente alcista hasta volver a tocar nuevamente los 245 dólares, y ahora vemos que el mercado comienza con una nueva corriente bajista y parece que va camino a los 210 dólares. Lo sucedido con el mercado en estos últimos 90 días nos demuestra que el productor tuvo oportunidad de cubrirse a valores razonablemente buenos y en muchos casos muy por arriba del nivel actual. Por Pablo Adreani
El autor es director de AgriPAC Consultores

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *