6 de febrero de 2010 18:41 PM
Imprimir

Álvarez Maldonado y Ravettino liderarán el Instituto de carne vacuna hasta 2013

El dirigente de Coninagro y el presidente del Consorcio de exportadores ABC serán elegidos el 30 de marzo como presidente y vice del Instituto de Promoción de Carne Vacuna. El Gobierno intentó varias veces intervenir el organismo, y quedarse con los fondos sospechados de financiar a la Mesa de Enlace.

Con una asamblea en la Ciudad de Buenos Aires, el martes 30 de marzo se renovarán las autoridades del Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (IPCVA).

Consultados por LPO, los principales referentes del sector coincidieron en que el actual dirigente de Coninagro Gonzalo Álvarez Maldonado será designado presidente, y el titular del Consorcio de exportadores ABC, Mario Ravettino, será ungido en la vice.

Álvarez Maldonado se desempeña como presidente de la Federación Entrerriana de Cooperativas y viene desarrollando una activa tarea como dirigente de Coninagro a partir del conflicto entre el campo y el Gobierno nacional iniciado en marzo de 2008.

Ravettino, en cambio, es un destacado dirigente del sector frigorífico exportador, y lidera desde hace algunos años atrás el Consorcio que reúne a las empresas más importantes del sector cárnico argentino.

En diálogo con LPO, el actual presidente del IPCVA y dirigente de CRA, Dardo Chiesa, evitó adelantar definiciones: “Me tocó presidir la entidad y no corresponde que sea el encargado de hacer un análisis sobre mi gestión”.

“Soy de la idea que las cosas hay que trabajarlas, informando a la gente sobre nuestras acciones porque manejamos fondos que no son nuestros”, agregó Chiesa, quien estuvo al mando de la entidad durante los últimos tres años junto a Miguel Schiaritti de CICCRA.

Cómo llegaron los elegidos

El estatuto del IPCVA establece que el presidente del organismo debe ser electo por las entidades del campo, mientras que el vicepresidente es ubicado en el puesto por decisión de los dirigentes de la industria frigorífica.

El mecanismo de elección del presidente se realiza mediante el acuerdo previo entre las cuatro entidades (SRA, CRA, FAA y Coninagro), que decidieron repartirse los mandatos para evitar generar mayores discrepancias.

El primer presidente del IPCVA fue Arturo Lavallol, de Sociedad Rural Argentina; a quien le siguió Chiesa, de CRA. Ahora le llega el turno a Álvarez Maldonado de Coninagro, y luego llegará el turno de un dirigente de Federación Agraria.

El Gobierno y los fondos del IPCVA

El IPCVA fue creado en 2003 para promocionar la carne argentina y se financia con el aporte de $ 1,25 por cada vacuno comercializado por parte de los productores, y con $ 0,65 aportado desde la industria frigorífica por cada animal faenado.

Ese mecanismo de recaudación le permitió al Instituto disponer de 60 millones de pesos, una oficina en Buenos Aires muy bien valuada (fue comprada en 2007 por unos 3 millones de pesos), y algunas inversiones monetarias en el Banco Nación.

El secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno siempre tuvo en la mira al IPCVA al considerarlo como el principal financista de las actividades gremiales de la Mesa de Enlace. Y fueron varias las oportunidades en la que el funcionario intentó quedarse con dichos fondos.

Durante 2008 y 2009 Moreno intentó intervenir el Instituto obligando a renunciar a algunos directores. Así buscaba impedir el quórum en el Directorio el quórum dentro del Directorio, y obligar a una intervención.

Pero los intentos del Gobierno nacional por atrapar los fondos del organismo fracasaron rotundamente. Sí pudieron capturar los ingresos provenientes de las cartas de porte, y la certificación de operaciones de la Bolsa de Cereales.

Pero eso no fue todo. Hace unos meses el IPCVA sufrió una nueva avanzada oficialista a través del gremio liderado por José Alberto Fantini, hombre muy cercano al líder de la CGT Hugo Moyano.

Los sindicalistas pretendían ser incorporados al Consejo de Representantes del Instituto, a pesar de que la norma que regula al organismo lo impide.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *