7 de febrero de 2010 00:43 AM
Imprimir

El frigorífico Pampa Natural despidió a 55 operarios

Depósito: hasta el día de ayer, los 55 despedidos, en su mayoría de Pico, no habían cobrado su último sueldo y la indemnización correspondiente, aunque los delegados gremiales adelantaron que los responsables de la firma prometieron ayer depositar 1.500 pesos como anticipo para retirar por cajero a partir de hoy, mientras que el resto se podría arreglar la semana próxima. El personal que permanece ocupado cobró ayer el sueldo de enero.

El frigorífico radicado en Speluzzi despidió en la última semana de enero a 55 trabajadores que hasta ayer no habían cobrado un solo peso. La falta de animales para faenar y la imposibilidad de obtener la cuota Hilton para exportar, forzaron a los responsables de la firma a reducir drásticamente el personal.
Tras varias gestiones del Sindicato de la Carne, responsables del frigorífico prometieron ayer depositar un anticipo de 1.500 pesos a los empleados despedidos, solo una parte de lo que se debería haber abonado a las 48 horas de emitir los telegramas de despido.
Pampa Natural fue inaugurado en diciembre de 2007, en la última semana de gestión de Carlos Verna como gobernador de la provincia. Surgió como una alianza estratégica entre la empresa frigorífica Jesús Arroyo SACIA, de San Carlos de Bariloche, y un grupo de productores pampeanos, Comarcas Ganaderas S.A. Se invirtieron alrededor de 28 millones de pesos, más un crédito de promoción industrial del Gobierno pampeano.
El objetivo inicial de la firma era la faena para exportación, pero a poco de comenzar a trabajar debió atravesar el conflicto del campo con el Gobierno Nacional y luego el período sin lluvias, que a las trabas burocráticas para exportar, sumó luego la falta de animales.
De un promedio de 6.000 cabezas mensuales, el frigorífico radicado en la ruta 101 pasó a faenar 3.000 animales por mes. De 250 empleados que cumplían funciones hasta el mes pasado, hoy lo hacen alrededor de 190.
 
Despidos
 
Los despidos fueron confirmados ayer a El Diario por parte de los delegados gremiales Mariano Stefanelli e Ismael Pereyra. “La mayoría de los frigoríficos de exportación están muy complicados por el tema de la cuota Hilton, pero el gran problema es la falta de animales, no se consiguen animales para faenar, esto lo notamos en varios frigoríficos, que bajaron su producción”, relató Mariano Stefanelli.
El delegado sostuvo que “por lo que nos comenta la empresa, si saliera lo de la Cuota Hilton y mejora la situación, la empresa volvería a tomar algunas de las personas despedidas”.
Por su parte, Ismael Pereyra remarcó que “la empresa está pasando por una difícil situación, por eso tomaron la decisión de sacar un poco de gente, para ver si en marzo pueden ordenar la situación y volver a llamar algunos compañeros que hoy están fuera”.
El delegado gremial recordó que “la idea inicial del frigorífico era trabajar en la exportación, pero dadas las circunstancias están trabajando para el consumo interno, pero con usuarios que alquilan las instalaciones”. Y agregó que “casi no abastece a La Pampa, la mayor parte de la producción va para Bariloche, San Juan y varias provincias del norte”.
 
Sin cobro
 

Hasta el día de ayer, los 55 despedidos, en su mayoría de Pico, no habían cobrado su último sueldo y la indemnización correspondiente, aunque los delegados gremiales adelantaron que los responsables de la firma prometieron ayer depositar 1.500 pesos como anticipo para retirar por cajero a partir de hoy, mientras que el resto se podría arreglar la semana próxima. El personal que permanece ocupado cobró ayer el sueldo de enero.
“Lo que nos preocupa es que la gente cobre su indemnización, por ello estuvimos peleando todos estos días. Y no vamos a parar de reclamar hasta que se les pague todo lo adeudado”, destacó Stefanelli. Y consideró que “la situación es muy triste a partir del momento en que se habla de despidos, pero somos optimistas y queremos que Pampa Natural salga adelante, porque del frigorífico dependen muchas familias”.
El delegado remarcó que “la situación es muy difícil para todos los frigoríficos, somos testigos de que todos bajaron su producción”. Y reconoció que “lo que sucede es que Pampa Natural es una empresa nueva que, como en estos casos, todo le cuesta mucho más que a otros frigoríficos que llevan muchos años en el mercado”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *