7 de febrero de 2010 18:10 PM
Imprimir

La crisis de la fábrica de carne

Para el Contador José María Yermanos, del frigorífico Vicentín Faenas, se han alcanzado niveles importantes de exportación de vacas a Rusia, lo que indica que se está liquidando el stock ganadero

Para el especialista, la faena que le sirve al país es la faena de novillo, que es la que el productor prepara para ser vendida como carne en el mercado; “porque al vender vacas estamos exportando la fábrica de carne, la de los productores que están dejando la ganadería para dedicarse a la soja o a arrendar su campo para la soja u otro cultivo, porque no le es rentable la ganadería de cría”, sostuvo en una nota concedida al medio ocampense.”El ganadero de cría la está pasando muy mal, ha sido un año malísimo, sobre todo en nuestra zona; daba pena ver a animales que se morían de sed y hambre. En general la producción agropecuaria en nuestra zona no está mal, está muy mal; en el 2009, el que se dedicó a la agricultura o a la ganadería, estuvo totalmente asolado y azotado por la sequía”, dijo el empresario.Sobre cuáles deberían ser las medidas adecuadas para salvar a la producción ganadera, Yermanos respondió: “Hay que dejar que el sector agropecuario trabaje libremente, no hay que intervenirle el mercado; no se le puede poner precios máximos al productor, puede ser precios mínimos para que no malvenda su producción. Además, habría que tener disponible una línea de créditos para que el productor no malvenda su producción; tiene exigencias de peso mínimo de faena, precio máximo de venta, todas las regulaciones habidas y por haber, y a su vez las retenciones como para que al productor no le llegue los beneficios del precio internacional”.Mejor genéticaCon respecto a la calidad de la producción ganadera en nuestra zona, el contador del frigorífico local destacó que “se ha mejorado muchísimo la genética; lo que se ha invertido en genética en nuestra zona en estos últimos tiempos ha logrado una mejora del mil por ciento. Pero el productor que más sufre los problemas no es el de la ganadería de invernada, sino el de cría que tiene que invertir en reproductores, buenas vacas, definir el cruzamiento de razas, tiene que criar el ternero; esos son la mayoría en nuestra zona y son los que llevan la peor parte, porque además, al no tener campo para invernada, tienen que vender sus terneros al precio que está en ese momento”.Por ultimo, en cuanto a la industria frigorífica, indicó que “estamos comenzando el año con mucha incertidumbre, además estamos viendo el problema de escasez de hacienda gorda, ya se está notando; es algo que ya lo sabíamos hace cuatro años. Al no poder conseguir animales, estamos faenando casi en su totalidad hacienda de nuestro propio feed lot, que también va achicando el stock; pero los que más van a sufrir este faltante de animales son los frigoríficos exportadores, porque no sólo se reduce la cantidad de carne sino también su calidad”.En la provinciaEn declaraciones a medios periodísticos de la ciudad de Santa Fe, el secretario de Agricultura, Ganadería y Agrocombustibles de la Provincia, Carlos Sartor, en cuanto a la situación de la ganadería, señaló que “si comparamos los certificados de vacunación antiaftosa de la campaña 2009 en relación a la del 2007, en la provincia tenemos una disminución del stock de 1.130.000 animales. Además, los nacimientos del 2009 con respecto al 2007 disminuyeron en un 70%”.Consultado sobre si en la provincia de Santa Fe se ha perdido presencia de ganado en los campos, Carlos Sartor explicó que “si bien el proceso de sequía, fundamentalmente en el norte, comenzó en el 2005-2006 esto fue mucho más drástico entre el 2008-2009; por lo tanto, si nosotros comparamos los certificados de vacunación antiaftosa de la campaña 2009 en relación a la del 2007, en la provincia de Santa Fe tenemos una disminución del stock de 1.130.000 animales. Esto no es todo mortandad, acá hay un mix de mortandad y ventas forzosas por la sequía”.En este sentido, el secretario de Agricultura, Ganadería y Agrocombustibles agregó que “los nacimiento del 2009 con respecto al 2007 disminuyeron en un 70%; también, hay una disminución drástica de vientres que ronda el 40%. La provincia de Santa Fe se ha visto muy perjudicada por el clima”. /// en relaciónLa caña viene bienProductores de la cuenca cañera santafesina están esperando la distribución de un remanente del subsidio que fue entregado el año pasado para la siembra. Los recursos quedaron disponibles al no haberse utilizado por la menor cantidad de hectáreas sembradas; sin embargo, se necesita la autorización de la Secretaría de Agricultura de la Nación y del Gobierno Provincial, quienes deben redefinir su destino. En diálogo con el Semanario OCAMPENSE, el presidente de la Mesa Azucarera Santafesina, Mario Mendiondo, explicó que “hay un excedente, para utilizarlo se están haciendo gestiones en Buenos Aires para que se puedan redistribuir y ser aplicados en fertilizantes y laboreos. Sobró algo más de $ 600.000, porque se sembraron unas 1.450 hectáreas con el subsidio que vino, sobre un pedido para la siembra de 1.987 hectáreas; por lo que llegamos a un 75% de la cantidad prevista originalmente”, detalló el dirigente. Con respecto al actual estado de los cañaverales, Mendiondo indicó que “están mucho mejor, con todas las lluvias que se dieron en estos tiempos; el problema pudo darse en aquellos productores que no pudieron limpiar su caña. En total se sembraron unas 1.500 hectáreas, ya que hay algunas pocas que se sembraron sin recurrir al subsidio cañero; pero lo importante serán los rindes que van a dar, por la cantidad de lluvias y los trabajos de cultivo”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *