7 de febrero de 2010 18:16 PM
Imprimir

“Un buen silo de maíz es todo”

En Ataliva, en las jornadas a campo organizadas por Forratec, el especialista destacó la relevancia del silo como condicionante para tener una buena producción de leche o carne

En un principio, la cita era en la intersección de las rutas 34 y 62, en la entrada misma de Ataliva. Las condiciones inestables del clima hicieron mover la reunión a la Aerotécnica IDESA de esa localidad. Finalmente, las condiciones del piso permitieron volver al lugar original y realizar allí la demostración a campo.En el lugar, tres materiales diferentes de maíz esperaban ser picados ante la atenta mirada de los productores locales citados por Forratec y por la cooperativa local. Para los especialistas de la empresa convocante, el primordial objetivo de un buen silo es lograr buena cantidad de forraje y una buena producción de grano para mejorar la digestibildad de ese forraje. Para ello es imperativo aumentar la cantidad de materia seca por hectárea. Ya que el grano es el que aporta mayor digestibilidad, se buscan materiales con características forrajeras.Gastar menos, ganas másPara el Ing. Agr. Pablo Cattani, la clave pasa por que el productor tiene que tratar de gastar lo menos posible con el mayor retorno económico. “Hoy por hoy, con todas las variedades de maíz que tenemos y con todo lo que se está tratando en la calidad de fibra de maíz, una de las técnicas es demorar la cosecha”, dice el especialista. Para Cattani, en calidad de picado y de fibra hay un gran avance. “Me gusta trabajar por encima del 35 % de materia seca, básicamente porque con lo que hoy vale la tierra y el valor de la implantación del maíz, hacerlo con un 28 % de materia seca (como es el promedio nacional) estamos gastando mucho dinero en combustible para transportar agua y en amortización de la tierra para cosechar agua, entonces la demora es la primera gran clave”, asegura.Claro que la desconfianza del productor pasa por saber si el picado va a salir bien, “algo que se resuelve hablando con el contratista”, agrega con acento cordobés. A partir de ahí, tener un proceso lo más rápido posible para que la fermentación se vaya a una fermentación láctica, de ahí ser muy eficiente en el uso de los carbohidratos, (que es la materia prima para la generación de ácidos). “No nos olvidemos que el ácido láctico es el 6% de un silo de maíz. Eso se convierte en ácido propiónico, el promotor de glucosa en sangre, energía para que la vaca dé leche o que el novillo engorde. La confección pasa por ahí”, sintetiza.AnsiedadSegún Cattani, hay que dimensionar los silos pensándolos en base a la extracción. Armar una cara expuesta a una altura que nos permita sacar unos 30 cm. “Tengamos en cuenta que los 10 cm. del manual son para EEUU, con una temperatura bastante menor.”El productor es muy ansioso, termina llamando al contratista 10 días antes. Además nunca nos fijamos dónde hacer el silo, y con un gasoil a $ 3, gastamos mucha plata en traslado. Otro error es que no le queremos pagar al contratista para que me lleve todo el maíz picado al patio de comida y lo hago en la puerta del lote. Después tengo que viajar yo con mi míxer y lo rompo, rompo los caminos, etc.”, agrega.con respecto a la marcha de la campaña, Cattani aconseja invertir en hacer análisis y medir cómo fue evolucionando el suelo. “No nos podemos basar en observaciones”, sentencia.”Parece que va a ser una buena campaña. Estoy viendo maíces con buen staygreen (conservación de verde) y buena producción de grano espiga. A los específicos para silaje les faltaría estirar un poco más el grano, para que sea más fácil partirlo, pero se ve una morfología de grano medianamente dentado y se está trabajando duro en la calidad de fibra. Eso va de la mano con atrasar el momento del picado cuando la fibra no pierde calidad y genero energía en el grano, y más cantidad de materia seca digestible por hectárea. Eso se transforma en más ganancia”, concluye.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *