9 de febrero de 2010 07:11 AM
Imprimir

Delegación uruguaya participa de feria alimentaria en Moscú

Una delegación uruguaya encabezada por el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), doctor Luis Alfredo Fratti, se encuentra en Moscú en donde participará de una importante feria alimentaria. Sin dudas la Federación Rusa es el principal mercado para la carne bovina uruguaya y las menudencias de la especie. Incluso, hace pocos meses que los importadores de Rusia recibieron sus licencias del gobierno y es un mercado que, para las carnes uruguayas, tiende a dinamizarse cada vez más.

Junto a Fratti, viajaron por INAC, Daniel Sparano y Mónica Silverman, mientras que por el sector privado lo hicieron Emilio Mangarelli, de la Federación Rural, y Alberto González, presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF).
En el primer mes del año, los países que conforman la Federación Rusa fueron los principales importadores de carne bovina, especialmente de los cortes delanteros que conforman el Chuck & Blade (aguja, paleta con marucha, aguja con chingolo y bife ancho), además de todas las menudencias bovinas. Si bien el grueso del volumen de carne que importan los rusos tiene por destino la industria, para Fratti “es un mercado en el que también se puede entrar con cortes finos”, porque “el poder adquisitivo de los consumidores está creciendo y eso favorecerá el aumento del comercio de cortes finos”.
Ese tipo de cortes hasta ahora tenían como único destino a la Unión Europea. El Instituto Nacional de Carnes estará presente con un estand pequeño, porque el año pasado cuando se tomó la decisión de participar en esa feria, “no sabíamos qué sucedería con ese mercado y hoy superó todas las expectativas”. Más allá de la delegación oficial habrá una importante presencia de representantes de la industria frigorífica uruguaya y de operadores de mercado. “Este viaje lo hacemos invitados por la Embajada de Rusia en Uruguay y ellos nos aseguraron que el intercambio comercial entre ambos países va a crecer. Creo que hay una especie de vuelta a favor de Uruguay, desde el punto de vista político y eso hace que las perspectivas mejoren también para productos como la carne, salvo que aparezca algo raro en el mercado que hoy no está previsto”, explicó Fratti a El País.
Buenos niveles
Desde la óptica del presidente del INAC, en 2010 las ventas de carne a Rusia estarán en niveles más altos que los registrados a lo largo del año pasado.
“Es muy probable que la demanda siga creciendo y que la carne uruguaya se valorice más”, estimó el jerarca.
Lejos de la crisis financiera desatada en 2008, cuyas secuelas perduraron en el mercado durante 2009, “la carne uruguaya sigue con una tendencia de precios alcistas y moderados. Los picos altos de precios como se registraron en 2008 no perduran en el tiempo”, aseguró Fratti. Teniendo en cuenta este aspecto, estimó que es altamente probable que los cortes cárnicos que exportan los frigoríficos uruguayos sigan valorizándose cada vez más, debido a su alta calidad.
Mercado
Las compras de los importadores rusos representaron, durante el pasado enero, el 27,8% del total de carne embarcada, seguidas de la Unión Europea con el 21,8%, los países del Nafta (Canadá, Estados Unidos y México) y otros mercados marginales.
Así lo demostraron las cifras estadísticas divulgadas por el Instituto Nacional de Carnes, sobre la base de los negocios denunciados por la industria. Los rusos acapararon 8.884 toneladas de carne bovina, cuando a igual fecha del año anterior habían llevado 3.580 toneladas del producto.
En el primer mes del año las exportaciones de carne vacuna cayeron 2% medidas en peso canal y subieron 3% en dólares respecto a enero de 2009.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *