15 de junio de 2012 12:34 PM
Imprimir

Cambio de tendencia: la exportación de carne vacuna ya no es negocio

En los últimos meses los principales compradores europeos redujeron la demanda (y los precios) de cortes cárnicos argentinos de manera notable. Para muchos frigoríficos no es rentable exportar en las actuales circunstancias de costos y valores internacionales. La participación del consumo interno es cada vez mayor.

Este jueves la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) dio a conocer un informe mensual en el que se advierte claramente un cambio de tendencia que está atravesando el negocio cárnico en el país.

En primer lugar, el documento de CICCRA señala que la participación del consumo interno en la oferta total de carne vacuna pasó de 89,7% en el periodo enero-abril de 2011 a 92,3% en el primer cuatrimestre del presente año 2012.

En tanto, las exportaciones de carne perdieron 2,6 puntos porcentuales de importancia relativa, al bajar de 10,3% a 7,7%, al tiempo que se observó en dicho periodo una suba en la producción (+ 4,3%) y un aumento en el consumo interno (+6,4%).

Pero, ¿a qué se debe la recuperación del consumo interno (que cayó drásticamente en 2010 y 2011) y la baja de las exportaciones? ¿Quiénes son los ganaderos y perdedores? La Política Online dialogó con especialistas para intentar develar tales interrogantes.

Para el presidente de CICCRA, Miguel Schiaritti, “el sector está saliendo del pozo al que lo llevó la política anti-ganadera nacional, pero la velocidad del proceso es muy gradual y este año apenas se llegaría a recuperar la caída de 2011”.

“La caída de las exportaciones se debe a que el Gobierno nacional sigue restringiendo el acceso a los permisos complicando la situación económica de algunos frigoríficos exportadores que ya venían muy golpeados”, agregó Schiaritti.

Por su parte, para el analista Víctor Tonelli, “el negocio de exportación de carne vacuna argentina colapsó a partir de una significativa caída de la demanda por parte de los consumidores europeos” (el principal cliente del producto).

“Los precios ya no son los que hubo unos años atrás cuando, a pesar del gran interés comprador por parte de la de demanda y de los precios récords históricos, el Gobierno nacional restringió y hasta cerró las exportaciones”, agregó el especialista.

Exportaciones

La semana pasada salieron los últimos embarques de cuota Hilton 2011/12 con destino a la Unión Europea. Nuevamente, por cuarto año consecutivo, la Argentina no logrará cumplir con el 100% del cupo de 30.000 toneladas anuales.

Sin embargo, ahora el principal factor generador del incumplimiento no es el descalabro promovido por el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, sino el hecho de que el negocio exportador de carne ya no es viable con los valores actuales.

Para tener una idea, actualmente el valor promedio de los cortes selectos del Rump & Loin Hilton se ubican en torno a los 14.000 dólares por tonelada, según un artículo publicado por valorsoja.com.

Para que el negocio exportador pudiese tener un margen de rentabilidad razonable en las actuales circunstancias de costos y valores FOB la hacienda pesada debería costar no más de 13,0 $/kg gancho. Pero ese valor es imposible de conseguir en el mercado (un novillo de buena calidad difícilmente baje de 18,0 $/kg gancho).

Por último, las exportaciones argentinas de carne vacuna (no Hilton) en el primer cuatrimestre de 2012 con destino a Alemania fueron de 2185 toneladas (-29% que en el mismo período de 2011), mientras que los envíos a Holanda sumaron 648 toneladas (-66%) y a Italia 589 toneladas (-48%), según datos publicados por el Senasa.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *