15 de junio de 2012 12:59 PM
Imprimir

Afirman que aceite de girasol es el que mejor soportó la reciente apreciación del dólar

Los indicadores reales de los mercados de aceite son alcistas y el de girasol es el que mejor soportó la reciente apreciación del dólar, que derrumbó al precio del petróleo, informó hoy la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR). El análisis fue efectuado por Jorge Ingaramo, asesor económico de ASAGIR, y según el informe de junio […]

Los indicadores reales de los mercados de aceite son alcistas y el de girasol es el que mejor soportó la reciente apreciación del dólar, que derrumbó al precio del petróleo, informó hoy la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR).

El análisis fue efectuado por Jorge Ingaramo, asesor económico de ASAGIR, y según el informe de junio del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), la modificación en la estimación de la producción sojera argentina no tuvo implicancias decisivas en el “cierre” de la producción mundial de aceites estimada para la campaña 2011-2012.

“Apenas una caída de 100.000 toneladas en la oferta total de aceite de soja, que fue ajustada a 41,85 millones de toneladas”, indicó el especialista.

Para 2012/13, se espera una baja del 0,14 por ciento en la producción mundial de las siete principales
oleaginosas.

Sólo dos de ellas sufren alguna modificación: se estimó una menor oferta mundial de soja (0,14 por ciento y una suba del 0,38 en la de girasol, señaló.

En comparación con la campaña pasada, “la producción de las siete principales oleaginosas crecerá 7,7 por ciento (unas 33,8 millones de toneladas), destacando las recuperaciones de la soja (14,7 por ciento de suba) y del maní (3,79 por ciento). La producción de girasol se mantiene estable y baja 0,4 por ciento la de canola”.

“Considerando los nueve principales aceites, las variaciones son menos significativas: la producción y el consumo crecerán 2,8 y 3,1 por ciento, respectivamente, mientras que las importaciones lo harán al 3,6 por ciento y las existencias caerán 6,1 por ciento. Un panorama global alcista, pese a la mencionada recuperación de la soja”, sostuvo Ingaramo.

Particularmente, para el aceite de girasol, el consumo aumentará 7,2 por ciento, mientras que la producción apenas lo hará al 2,7 por ciento.

Las importaciones serán 17,6 por ciento superiores y los stocks aumentarán 7,7 por ciento, es decir 140.000 toneladas.
“Se temía en nuestro país por un crecimiento aún mayor en la oferta de girasol de Ucrania, Rusia y otros países del Mar Negro, a la luz de la fuerte suba de la campaña pasada. Ello no estaría ocurriendo. La expectativa del USDA para nuestros tres principales competidores del Hemisferio Norte es de una baja interanual de casi 1,1 millón de toneladas, de 27,34 a 26,25 millones, es decir 4 por ciento menos”, añadió.

Pese a que en la estimación de junio hubo un aumento en 150.000 toneladas en la producción de la Unión Europea, ello no impactó en la oferta mundial, que se mantendrá, al igual que en la campaña pasada, en 39,08 millones de toneladas.

Particularmente, Ucrania ofrecerá el mismo tonelaje (9,5 millones de toneladas) en tanto Rusia bajará 11,7 por ciento, es decir unas 1,13 millones de toneladas.

“Finalmente, la oferta de la Unión Europea crecerá apenas 0,4 por ciento, computado el ajuste del corriente mes, y en nuestro país habrá cuatro millones de toneladas”, dijo Ingaramo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *