21 de junio de 2012 14:20 PM
Imprimir

Con una merma en la actividad hoy los apicultores celebran su día

En los últimos tres años los costos han subido un 150 %, mientras que la miel bajó su valor un 17 %. Por eso, desde el sector han manifestado que “estamos en una situación muy difícil” que se ve reflejada en que muchos productores abandonaron la actividad y los que siguen en el rubro cada vez tienen más problemas .

Hoy se conmemora el Día del Apicultor y desde el sector que los agrupa se indicó que las noticias “no son buenas” ya que en los últimos años ha bajado de manera notable la actividad como consecuencia del cambio climático, del avance de algunos cultivos y la aplicación de políticas públicas que no beneficiaron a los productores.
En diálogo con LA VOZ, Rubén Montero, integrante de la Asociación de Productores Apicultores de Tandil y titular de Apícola Alfa, señaló que “el Día del Apicultor nos encuentra en un momento muy delicado, porque en los últimos tres años los costos han subido un 150%, mientras que la miel bajó su valor un 17%. Por eso digo que estamos en una situación muy difícil, que ha generado que muchos productores hayan abandonado la actividad y los que seguimos en el rubro cada vez tenemos más problemas”.
Esta situación ha generado que actualmente “haya disminuido la cantidad de productores que se dedican a la apicultura”. A tal punto que según el registro oficial entre el 2001 y el 2002 había inscriptos unos 400 productores, mientras que en la actualidad esa cifra en la municipalidad ronda 280 inscriptos.
Según Montero la apicultura “ha dejado de ser redituable”, porque por falta de políticas claras del Estado, el avance de algunos cultivos y el cambio climático han influido en contra ya que “los rindes por colmenas cada vez son menores”.
Esta situación se ve reflejada en que cada vez se nota más la “seca” que se da sobre fin de año, agravada por el aumento de las temperaturas. Esto se ve en que “durante enero, el mes más fuerte, cada vez la producción de néctar es menor”. Un ejemplo de eso, es que hace unos 10 años cada colmena arrojaba una producción de unos 40 kilogramos, siendo que en la actualidad esa cifra prácticamente se redujo a menos de la mitad.
Al ser consultado sobre si esta perspectiva también se espera para este año, Rubén Montero señaló que “de acuerdo a los datos que hemos sacado con el INTA para mantener una colmena por año como mínimo se necesitan 18 kilos, y según los cálculos vamos a sacar de promedio en el 2012 unos 12 kilos por colmenas. Es por eso que actualmente los números no nos cierran”.
En este contexto, el dirigente señaló que como las condiciones climáticas no se pueden cambiar, se tendría que modificar el costo que tiene el kilo de miel, fijado en dos dólares aproximado, porque los costos de producción en los últimos años han subido casi un 150 % y por eso desde el sector se está pidiendo que la miel se pueda vender a 12 pesos para que sea redituable la actividad de los apicultores. .
APICULTOR
De todas formas, en el Día del Apicultor se destacó que “si bien aquí las verdaderas heroínas son las abejas, el papel de humanos en la producción de la miel no es insignificante. El trabajo de los apicultores resulta agotador y puede parecer interminable.
“Para ser apicultor es necesario una enorme dedicación; puede ser agotador para el cuerpo, especialmente para la espalda, pero sí que vale la pena”, se destacó.
Asimismo, se indicó que “en ninguna profesión existe gente como los apicultores. Somos una clase avanzada de especialistas que realizamos bien muchas cosas. No importa nuestra estatura, raza, edad o sexo. Además de ser apicultor uno debe ser carpintero, pintor y cuidador de todo. Se debe estar capacitado para construir, pintar, fregar, raspar, hervir y fumigar. Somos optimistas de nacimiento. Pensamos ya en la próxima cosecha cuando tratamos de recuperarnos del fracaso de la última.”

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *