22 de junio de 2012 12:43 PM
Imprimir

EL CAMPO HABLA . . . . . . .

… que, mientras Agricultura sorprendía a propios y ajenos con una «optimista» cosecha final 2011/12 de 90 millones de toneladas (a pesar de que aún resta recolectar el 30 por ciento del maíz y del sorgo, y que reconocen haber perdido 1,3 millón de hectáreas de maíz y más de un millón de hectáreas de […]

… que, mientras Agricultura sorprendía a propios y ajenos con una «optimista» cosecha final 2011/12 de 90 millones de toneladas (a pesar de que aún resta recolectar el 30 por ciento del maíz y del sorgo, y que reconocen haber perdido 1,3 millón de hectáreas de maíz y más de un millón de hectáreas de soja, además de la fuerte caída de los rindes), volumen que no coincide con las estimaciones de ninguna entidad, ni local ni internacional que, como máximo ubican la cosecha en 85 millones de toneladas. Así, entre el frío, la falta de combustible (que en varias partes del interior se sintió mucho más), las quejas por los aumentos impositivos y las nuevas rebajas de precios que estarían registrando los tamberos de varias zonas (a $ 1,50/1,53 por litro), el ambiente rural se vio nuevamente enrarecido, lo que se percibió claramente, tanto en la conferencia de prensa que dieron en la sede de CARBAP con técnicos de AACREA, para explicar el verdadero impacto de presión fiscal que sufre el sector, como en una exposición activa que se realiza anualmente en el sur de Córdoba, donde se congregan fabricantes de maquinaria agrícola de todos los tamaños, productores y contratistas.

… que, «Moreno hace escuela», destacó un dirigente al conocer las cifras de cosecha que Agricultura «colgó» en su página, en alusión a las «correcciones» que se le atribuyen al equipo del secretario de Comercio Interior, respecto a los datos del INDEC. «Mire cómo será que esta vez, ni las dieron a conocer formalmente hasta ahora, y las dejaron en la página», dijo el hombre refiriéndose a las cifras de más de 41 millones de toneladas de soja y más de 20 millones de toneladas de maíz, entre otras, que informa la gente comandada por el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar. Así, la dura sequía de más de 6 meses de fines del año pasado, apenas habría incidido en una merma del 10 por ciento en el volumen total, cuando ahora ya los principales analistas coinciden en un daño del 24 por ciento-30 por ciento según los cultivos y, en los casos más optimistas, hacen rondar la cosecha entre 80-83 millones de toneladas. Pero esta no fue la única crítica que recibió el funcionario de Paseo Colón quien, junto con el vicepresidente Amado Boudou, anunció días atrás la «apertura» de las exportaciones de trigo de la próxima campaña, por 6 millones de toneladas. La molestia no surgió sólo por el mantenimiento de las restricciones para exportar que eso implica, sino más bien por el poco sentido del anuncio cuando la siembra ni siquiera arranca del todo (se sigue atrasando) y, para peor, se espera que el área caiga fuertemente, aunque según las mismas estadísticas anteriores, el jaqueado cereal de invierno volvería a ocupar un área de 4 millones de hectáreas, al menos, para el
Gobierno. Para los privados, en cambio, el recorte superaría un 30 por ciento y por eso, pocos creen que las autoridades mantendrían finalmente su palabra de dejar exportar, siquiera, esos 6 millones.

… que, mientras se conocía que en julio probablemente vendría al país el presidente de China, lo que seguramente será aprovechado para algo más que para firmar acuerdos de biotecnología (como vienen haciendo varias de las misiones oficiales que visitaron al gigante asiático en los últimos meses), hay un rubro muy codiciado por los orientales, que enfrenta un larguísimo conflicto del que casi no se habla: la pesca. Tanto es así, que Mar del Plata está parada desde hace 80 días y lo mismo ocurre en otros puertos. Lo llamativo es que el responsable máximo del área, el ministro de Agricultura, antes fue justamente secretario de Pesca, y por lo tanto, debería conocer muy bien la gravedad de lo que está ocurriendo y, al menos, dar alguna explicación. La actitud, de todos modos, era previsible, casi tanto como el aparente mal funcionamiento del ex Renatre, ahora denunciado por el sector debido a las demoras y a los incumplimientos que, dicen, hay para otorgar los beneficios de desempleo, etc., para los que fue creado y a los que aportan los trabajadores y empleadores rurales. Pero si de concursos de popularidad se trata, evidentemente las palmas se las lleva el titular de Asuntos Agrarios bonaerense, Gustavo Arrieta, descartado ya como «interlocutor»
con el campo. «Nos estuvo mintiendo durante dos meses», dijo, duro, el presidente de CARBAP, Alberto Frola, respecto a la actuación del hombre de Daniel Scioli. Aunque agregó también que «estamos (los productores) en medio de una pulseada entre dos gobiernos», aludiendo a los cambios impositivos
bonaerenses que fueron impulsados en realidad desde la Nación. Ahora, todas las entidades del sector preparan baterías de acciones desde protestas (asambleas, etc.) hasta amparos judiciales. Declaraciones de certeza o acciones de clase (inéditas en la Argentina). «Vamos a inundar de juicios la provincia», señaló un dirigente ante la extraordinaria presión fiscal que conllevan los cambios y que implica, en total, «320 días de trabajo del productor, para poder pagar los impuestos anuales», aseguró.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *