10 de febrero de 2010 10:55 AM
Imprimir

Corriedale: la raza mayoritaria del país virando hacia el mercado carnicero

La raza corriedale es la raza ovina mayoritaria en la Argentina, principalmente en Buenos Aires y el Litoral, y aunque se redujo en gran cantidad en los últimos años por las dificultades de la actividad todavía mantiene un número muy superior de cabezas que sus competidoras en el país.

En estos momentos la raza está sufriendo los inconvenientes del mercado de la lana pero al ser una raza doble propósito está andando muy bien en producción de carne. Los productores están avocados a refinar la lana debido a que un vellón de 27 micrones vale mucho más que uno de 29, y mejor precio tiene por supuesto uno de 21 micrones, aunque esa medida no correspondería a corriedale.

“La idea es aumentar la producción de carne porque en el mundo están admirados de la contextura de los animales argentinos, fundamentalmente de los que se crían en las cabañas de la provincia de Buenos Aires”, dijo con entusiasmo el presidente de la Asociación Argentina de Criadores de Corriedale, Luis Magnanini.

También hay trabajos interesantes en cuanto a cruzamientos, como se está haciendo con la mayoría de las razas, y al respecto Magnanini aseguró que “la base de todos es de corriedale”. Por lo tanto, desde la Asociación remarcan que es necesario mantener los vientres de esta raza ya que cuando en el futuro se quieran hacer estas cruzas con otras razas será imprescindible contar con líneas puras.

Mercado interno del cordero

Hoy la producción de corriedale se destina al mercado interno debido a que el consumo de cordero es importante en el país y las cabañas deben abastecer al mismo. “Los animales que se crían en la provincia de Buenos Aires, con 24 a 28 kilogramos son los que mayor interés despiertan en el mercado”, explicó el presidente de la Asociación.

En cuanto a la posibilidad para exportar, como por ejemplo al mercado de San Pablo que en la actualidad compra carne ovina de Uruguay, Luis Magnanini comentó que “es un tema que desde la institución hay que organizar porque por el momento no podemos ponernos de acuerdo para vender al exterior, por ejemplo mil corderos por semana”.

Futuro con la carne

En estos momentos se ve un incremento en el precio de la carne vacuna y esto impacta fuertemente en el monto total de la canasta familiar (Argentina tiene un consumo promedio de 70 kilogramos al año por habitante), pero si aumenta el valor del ovino el productor se beneficia sin que afecte al común de la gente.

Esta situación la tienen siempre presente los productores de ovejas y prevén que “la agricultura sigue avanzando pero habrá que buscar alternativas de producción que generen riqueza”, manifestó el criador. Luego puso énfasis en que “una de las posibilidades es la cría de ovinos ya que la demanda de alimentos crece y la carne de oveja es requerida, mucho más que la lana que apenas representa el 2 por ciento del mercado y es superada ampliamente por el algodón y las fibras sintéticas”.

Finalmente, como una limitante para la recuperación de la actividad ovina, Luis Magnanini hizo hincapié en que “a futuro el problema que se presenta es la falta de mano de obra calificada para la ganadería porque cada vez hay menos gente que camina detrás de los animales y más que manejan un fumigador”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *