12 de febrero de 2010 06:31 AM
Imprimir

Por el alza de la carne, frenan aún más las exportaciones

El Gobierno también agiliza el pago de subsidios a los feedlots; hoy se reúne Moreno con frigoríficos

A la espera de que pase lo peor y se produzca un ingreso masivo de hacienda en el Mercado de Liniers, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, avanza en dos frentes para contener los aumentos en el precio de la carne. A nivel externo, la orden del poderoso secretario es restringir las exportaciones del sector y, de hecho, desde diciembre pasado sólo se están autorizando los envíos al exterior de los cortes de la cuota Hilton, menudencias y carne termoprocesada. En el frente interno, en tanto, Moreno busca ampliar la oferta a través de la entrega de subsidios a los feedlots y darle un nuevo impulso a las "baratas" que desde hace seis meses ofrecen todos los fines de semana distintos supermercados. Las barreras para los exportadores comenzaron a aplicarse en diciembre del año pasado, poco antes de las fiestas, y se instrumentan a través de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), que en los hechos tiene virtualmente cerrado el Registro de Operaciones de Exportaciones (ROE) para la mayoría de los frigoríficos. "Lo que está haciendo el Gobierno es frenar las exportaciones para el 70 por ciento de los frigoríficos que no pueden obtener el certificado que otorga el ROE para autorizar cualquier exportación de alimentos frescos", se quejó una fuente de la industria. Por su parte, en el Ministerio de Agricultura descartaron de plano ayer la posible aplicación de alguna medida que implique un cierre total de las exportaciones. A cambio, reconocieron que tienen en estudio un nuevo plan ganadero para modernizar la producción del sector. "No habrá medidas que atenten contra las exportaciones de carne, ni se cerrarán los embarques", afirmó a LA NACION el subsecretario de Ganadería, Alejandro Lotti. Empresarios con buena llegada al Gobierno destacan que la idea de prohibir las exportaciones seduce a más de un funcionario -incluyendo al propio Moreno-, aunque en la Casa Rosada son conscientes de que no sería una medida adecuada cuando se está por iniciar la liquidación de la cosecha de soja. "Moreno dice que tiene las manos atadas para avanzar en una medida de este tipo, porque Néstor Kirchner le pidió que evite cualquier iniciativa que desencadene un nuevo conflicto del campo justo cuando se necesitan más que nunca los dólares que ingresarán vía retenciones de la soja", explicó el dueño de un frigorífico que tiene llegada directa al equipo del secretario de Comercio Interior. El modelo que impulsa Moreno además se sustenta en gran parte en la autorización de los envíos al exterior de los cortes más caros, a cambio de que los frigoríficos exportadores se comprometan a abastecer el mercado interno con los cortes más económicos. "Hoy Moreno está convencido de que la mejor manera de abastecer el mercado interno es a través de las baratas que organizan los supermercados en forma rotativa, ofreciendo a seis y siete pesos los cortes delanteros como la paleta y el roast beef que les entregan los frigoríficos exportadores", explicaron en un frigorífico. Otra herramienta que estaría a punto de desempolvar Moreno son los acuerdos de precios, no sólo en la carne, sino en otros alimentos. En el sector ganadero igualmente temen que el Gobierno avance con algún tipo de prohibición de las exportaciones. "En nuestro caso estamos adelantando todos los trámites de exportación de manera de anticiparnos a un eventual cierre del mercado internacional", admitieron en una empresa del rubro. Aliento a los feedloteros El freno a las exportaciones está siendo acompañado por otras medidas para fomentar la oferta en el mercado interno. Moreno está confiado en que en un mes o un mes y medio el precio de la carne comenzará a bajar cuando se normalice el ingreso de hacienda en el Mercado de Liniers. A la espera de un incremento en la oferta, en las últimas semanas se agilizó el pago de las compensaciones para los feedlots: entre enero y febrero, 177 establecimientos de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, San Luis, La Pampa, Chaco y Catamarca recibieron subsidios por un total de $ 116 millones. "En las últimas semanas se comenzó a reactivar el ritmo de pagos de las compensaciones y por lo menos no se agranda la deuda del Estado con el sector que, estimamos, ronda los $ 1200 millones", explicó un empresario feedlotero. En forma paralela, la Oncca anunció ayer un reempadronamiento de todos los feedlots, a partir del próximo lunes, que será obligatorio para recibir las compensaciones oficiales. Los próximos pasos de Moreno en el negocio podrían conocerse hoy en la reunión que llevará adelante el secretario de Comercio con los empresarios de la carne. El encuentro tiene como sede habitual el segundo piso del edificio de Diagonal 631, donde funciona la Secretaría de Comercio y casi sin interrupciones se viene realizando todos los viernes desde hace más de dos años. Habitualmente de la reunión participan 30 empresarios de la cadena productiva y comercial de la carne, desde productores ganaderos hasta carniceros, pasando por consignatarios de hacienda, frigoríficos y supermercados, aunque para la edición de hoy la expectativa es muy alta, con lo cual se espera una concurrencia mayor. En la agenda de Moreno para hoy también figura un nuevo encuentro con la presidenta Cristina Kirchner y los ministros de Economía, Amado Boudou; de Agricultura, Julián Domínguez, y de la Producción, Débora Giorgi, para analizar cuáles serán los próximos pasos oficiales

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *