12 de febrero de 2010 11:42 AM
Imprimir

Para igualar el consumo de 2009, al país le faltarán 700 millones de kilos de carne

Si los frigoríficos argentinos se atuvieran a faenar sólo la hacienda que se puede reponer en la Argentina, este año faltarían 700 millones de kilos de carne en góndolas y carnicerías para cubrir los 72 kilos de carne que el argentino promedio consume por año.

Un informe de Néstor Roulet, dirigente de Cartez (Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona) sostiene que este año, tras la liquidación de animales de 2009 por la sequía, si se quiere mantener el stock ganadero de 48,8 millones de cabezas actual, habrá 10 millones de cabezas disponibles para faena. Esto permitirá al país producir 2,19 millones de toneladas de carne que alcanzarán a cubrir sólo el 76% del consumo nacional.
El sector rural culpa al Gobierno de Néstor y Cristina Kirchner de la caída del stock ganadero actual por la cupificación de las exportaciones cárnicas desde marzo de 2006, que desalentó la producción de novillos pesados y promovió la faena de animales livianos, especialmente salidos de feedlots (centro de engorde a corral), que reciben subsidios desde 2007.

Ante la diferencia entre producción y consumo, Roulet ve tres alternativas. La primera es que el país importe los kilos de carne necesarios a un valor que estima en u$s 3.000 por tonelada, es decir, por un monto total de u$s 2.070 millones.

Otra opción alternativa es lograr que los argentinos consuman 24% menos carne vacuna, esto es, 17 kilos menos por habitante. Pese a que la carne aumentó 50% en góndola, en promedio, desde mediados de diciembre parece difícil que los valores actuales se mantengan sin la intervención oficial. Así, el consumo, de bajar, no lo haría en tan alta proporción.

La idea generalizada es que no se recurra a la importación de carne ni se baje el consumo. De esta manera, según el estudio de Roulet, el stock nacional caerá en 3,15 millones de cabezas hasta quedar en 2011 en 41,7 millones.

Cruce con Cristina

“No hay retención de terneros”, dijo Néstor Roulet, en respuesta a los dichos de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que acusó a los chacareros de dejar la hacienda en los campos para ganar más.

Según el dirigente, el 80% del ganado proviene de feedlots por lo que “pocos productores pueden hoy retener hacienda”. Agregó que los dichos de la Presidenta reflejan “un total desconocimiento” de la ganadería argentina.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *