2 de julio de 2012 17:20 PM
Imprimir

Receso en el hemisferio sur, cosecha en el norte

Los productores de miel de Uruguay no acostumbran a especular más allá de lo razonable. Gracias a la relación estrecha que existe entre ellos y los exportadores, conocen muy bien el mercado internacional. Saben que no es conveniente quedarse con miel más allá del mes de mayo. Por ello hoy toda la cosecha está vendida […]

Los productores de miel de Uruguay no acostumbran a especular más allá de lo razonable. Gracias a la relación estrecha que existe entre ellos y los exportadores, conocen muy bien el mercado internacional. Saben que no es conveniente quedarse con miel más allá del mes de mayo. Por ello hoy toda la cosecha está vendida y queda un remanente en depósitos de exportadores correspondiente a ventas a futuro.

La demanda es baja en esta época y será casi nula en los meses de verano cuando los clientes toman sus vacaciones.

La modalidad de compra en Europa ha cambiado debido a la restricción de los créditos, la baja de las ventas y la incertidumbre de lo que depara el futuro. Ya no se hacen grandes stocks en circunstancias favorables (cuando el tipo de cambio ayuda o cuando hay mas oferta que demanda por ejemplo). La demanda es cuando se va necesitando el producto, a corto plazo.

A pesar de no realizar ventas el exportador está recabando datos sobre las cosechas en los principales mercados que compiten con la miel de nuestra región. Sabiendo que las cosechas del sur han sido más bajas en 30% que el año anterior (aunque no desastrosas), si las cosechas del hemisferio norte sufren por problemas climáticos quizás la demanda sea más fuerte y haya alguna posibilidad de suba de precios. Aún no lo sabemos .

El consumo de miel está mundialmente en aumento (leve pero constante gracias a una mayor utilización por parte de la industria al ser un edulcorante que no se ha encarecido tanto como los demás), y la producción está llena de obstáculos.

¿Por qué entonces no suben los  precios de la miel? Probablemente hayan dos razones principales: por un lado China ajusta de alguna manera su producción de acuerdo a la demanda (“estirando” su producto con jarabes) vendiéndolo barato; y por otro lado Brasil aumenta su producción gracias a una activa participación del gobierno.

Los exportadores Uruguayos ya vaticinaban en enero 10.000 toneladas de producción en nuestro país para este año, precios más bajos y constantes. Se dio tal cual se pensaba .Todavía es muy temprano para saber qué pasará con los precios en 2013 y menos aún con la cosecha. Lo que es seguro es que el productor necesita que ambos mejoren sustancialmente.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *