12 de febrero de 2010 13:44 PM
Imprimir

El Senacsa y Galmedic acuerdan una tregua en polémica sobre vacunas

Después de una conversación de horas que terminó cerca de las 20 del martes, referentes del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) y de Laboratorios Galmedic acordaron una tregua hasta tanto la Justicia se pronuncie en el caso de las 1,5 millones de dosis de vacuna contra la aftosa rechazadas por el servicio veterinario oficial, bajo argumento de no poseer los niveles mínimos de potencia para su empleo efectivo.

Daniel Rojas, presidente del Senacsa, y María Eugenia Acosta, gerente de la empresa privada, mantuvieron una reunión el martes a la tarde-noche, en donde expusieron sus puntos de vista. Finalmente, optaron por una tregua hasta tanto concluyan las acciones judiciales emprendidas hasta ahora.

El caso arrancó el 30 de diciembre cuando el Senacsa emitió una resolución de decomisar y destruir 1,5 millones de vacunas de la serie 024089, con la marca Galafto. La empresa afectada pidió un re-test (otra prueba) para demostrar la calidad de sus productos, pero finalmente se optó por iniciar un pedido de amparo ante el inminente rechazo de los biológicos en discusión.

El juzgado de Hugo Sosa Pasmor favoreció este pedido, que hizo que el Senacsa también entre en la danza de las acciones judiciales y ratificar su postura.

LLAMATIVO SILENCIO DE AUTORIDADES PARA INFORMAR LA MEDIDA DURÓ UN MES

Aunque la Resolución Nº 2.668 del Senacsa, que dispone el decomiso y la destrucción de las 1,5 millones de dosis de vacunas contra la aftosa, lleva fecha del 30 de diciembre, las autoridades hicieron pública la medida el 2 de febrero. El presidente del Senacsa, Daniel Rojas, indicó que se esperó ese tiempo "por caballerosidad" hasta tanto se defina el pedido del re-test solicitado en enero, posterior a la resolución.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *