12 de febrero de 2010 13:53 PM
Imprimir

Los contratistas facturarán 60% más por la supercosecha

Varios factores inciden en el aumento, pero el diferencial está en los mejores rendimientos de ambos granos, impulsados por las lluvias

Adicionalmente, y también bendecidas por el agua, las hectáreas sembradas con ambos cultivos aumentaron 12%. Con todo, la bonanza regó también las expectativas de los contratistas, que en enero comunicaron un nuevo tarifario, con valores retocados un 15% hacia arriba.

Aún así, según el titular de la Federación Argentina de Contratistas de Maquinaria Agrícola (Facma), Jorge Scoppa, este año va a servir sólo "para sanear las deudas. En casos muy puntuales se van a hacer algunas inversiones, pero por debajo de las de la campaña 2007/08".

Cuando acaba de terminar la siembra de maíz y de soja, los productores estiman cosechar la misma cantidad de hectáreas del cereal que el año pasado (2,3 millones) y un área 13,7% mayor que la de 2009 para el caso de la oleaginosa (19 millones de hectáreas).

Pero la principal diferencia está en los rindes. Mientras el año pasado la hectárea de maíz dio 5.500 kilos en promedio, este año se espera que ese valor ascienda a los 8.000, es decir,14,5% más. En el caso de la soja, se pasó de los 1.800 kilos por hectárea el año pasado, a un promedio estimado en 2.400 kilos para este año, un 33% más.

El tarifario de los contratistas es un listado de precios por hectárea en función de los rindes. Por eso, en el caso del maíz, pasarán de cobrar $ 250 por hectárea a facturar $ 374,5, según el tarifario actualizado de Facma. Con este cálculo, el total de ingresos para los contratistas si levantaran toda la cosecha de maíz (una parte la recolectan los productores por sí mismos) sería de $ 861,3 millones, contra $ 575 millones el año pasado.

Por cada hectárea de soja cosechada este año, los contratistas esperan cobrar, $ 263,7, contra los $ 190 por la misma extensión el año pasado. Esto indica que la facturación de los contratistas sería de $ 5.010 millones. Esto representa un aumento de 17,8% en comparación con la campaña pasada. Sumando ambos cultivos, los trabajos de cosecha por la campaña gruesa habrían sumado unos $ 3.748 millones en 2009.

Mayores costos

El contratista Carlos Focchi, que cosecha hectáreas desde Buenos Aires hasta Salta, indicó que "cada área agrícola es distinta en rendimientos y los acuerdos con los clientes también son particulares. En general, no somos socios en los buenos momentos", agregó

En paralelo, remarcó que los aumentos en los costos del contratista llegaron al orden del 25%. Por caso, "el combustible a granel, para el campo se consigue a $ 3,50", destacó, contra un precio que rondaba los $ 3 en la campaña pasada

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *