6 de julio de 2012 01:03 AM
Imprimir

Capitanich enfrenta una ola de protestas rurales por sus promesas incumplidas

El Gobernador prometió girar $ 250 millones para afrontar los daños de la sequía en la provincia. Pero apenas dispondrá de $ 50 millones a repartir entre casi 4000 productores. Por lo bajo, hay quejas porque la Nación no está girando los fondos que corresponden. Asambleas y reclamos del campo.
La paciencia y los fondos parecieran haberse agotado en las provincias. El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, prometió hace unos meses que giraría alrededor de 250 millones de pesos destinados a ayudar a productores rurales afectados por la sequía.

Pero el dinero nunca se giró y, según pudo averiguar La Política Online con diversas fuentes del sector agropecuario chaqueño, al parecer la intención del primer mandatario provincial sería disponer apenas 50 millones de pesos para paliar la situación.

En Chaco se comenta que la falta de dinero se debe a que la Nación no está asignando los fondos correspondientes. De hecho, en alguna oportunidad muy cercana al propio Gobernador kirchnerista se lo ha escuchado decir que “me plancharon la plata”.

“Necesitamos saber cuándo se va a completar el envío de los fondos, porque los 50 millones (que serían acreditados en los próximos días) no son suficientes”, comentó a este medio Daniel Karban, presidente de la Asociación de Productores de Chaco.

“La ayuda que nos propone el Gobierno de la provincia no sirve para nada”, apuntó Karban. “De esta manera, y así como están dadas las condiciones, no podemos iniciar planes de siembra de cara a la próxima campaña”, advirtió.

La sequía que atravesó buena parte de las principales regiones productivas del país durante diciembre y enero pasados golpeó muy fuerte en Chaco. Sin embargo, todavía no se puso en marcha el Fondo de Asistencia previsto para este tipo de situaciones.

En tanto, el ministro de la Producción de la provincia, Enrique Orbán, adelantó que los 50 millones de pesos se repartirán entre 3174 productores que representan el 88 por cierto de los que han presentado declaraciones juradas por daños en sus cultivos.

Es decir, según los dichos del funcionario del Gobierno de Capitanich, se entregarán poco más de $ 15.000 por productor, una cifra insignificante para el volumen de dinero que manejan las inversiones en el sector agropecuario.

Así las cosas, en los próximos días se realizarán diversas asambleas de productores de la provincia para analizar los pasos a seguir ante la falta de respuestas oficiales y en reclamo por la disposición de los 250 millones de pesos previstos.

De esos encuentros se esperan definiciones importantes en cuanto a las protestas que podrían llevarse a cabo en territorio chaqueño, que incluyen la posibilidad de movilizaciones en las rutas y cese de comercialización.

Por su lado, en diálogo con LPO, Enrique Santos, de la Sociedad Rural de Chaco, disparó: “Necesitamos que Capitanich se ponga los pantalones contra el Gobierno nacional por una vez para conseguir los fondos que corresponden”.

“No pedimos que se ponga de nuestro lado porque eso sería mucho pedirle; pero sí que reclame lo que es justo para su provincia”, apuntó Santos, y añadió que “si seguimos así van a desaparecer miles de productores y nadie se hará responsable”.

Por último, si bien Chaco no está dentro del grupo selecto de provincias agrícolas, cuenta con una importante producción de soja, algodón y girasol. Además, cuenta en algunas zonas con un rodeo ganadero de muy buena aptitud.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *