7 de julio de 2012 11:59 AM
Imprimir

Durante la primavera se incrementaría la oferta de hacienda

Es sabido que hace meses la oferta ganadera dejó de caer, y mes tras mes crece respecto del año pasado.

Para este año se esperaba un aumento de entre el 5 y el 7% en la faena total. No obstante, un dato que circula entre los engordadores indica que en enero/mayo la cantidad de hacienda encerrada en los feedlots registrados por Senasa se habría incrementado en un 48 por ciento; ese importante volumen de hacienda adicional ha empezado a salir estas dos últimas semanas, junto con todo el ganado cuya venta fue diferida de la última quincena de junio por razones impositivas.

“Hasta ahora, los datos que se desprendían de los mismos engordadores indicaban que el número de cabezas encerradas -como porcentaje de ocupación- no difería mucho de los registros del año pasado, pero los datos que ahora trascienden están en línea con lo que la mayoría de los operadores venían viendo hace rato: a favor de una relación de compraventa más favorable y de un precio bajo para el alimento, los feedlots (comerciales, de hotelería o de estancia) han venido encerrando mucho más ganado que el año anterior”, apunta Ignacio Iriarte, director de Informe Ganadero.

***

“La abundante entrada a los corrales se ha visto facilitada por el hecho de que este otoño el destete del rodeo nacional habría sido un millón de cabezas mayor que el año pasado, frente a los 800.000 que se vaticinaban a principios de año. También se ha sabido que el stock habría crecido, entre principios de 2010 y principios de 2011, alrededor de 2 millones de cabezas, cuando lo que se venía calculando era un incremento de 1,7 millones”, agrega. Estas revelaciones, que resta confirmar, permitirían proyectar una oferta de ganado liviano de feedlots para los próximos tres o cuatro meses más abundante que lo esperado y más alta que la de 2011.

Si bien hasta ahora el consumo popular no se ha resentido, surgen muchos datos que permiten sostener que en algún momento la demanda doméstica por carne vacuna se verá afectada, por la caída de la actividad económica, por la baja de la obra pública, por el menor empleo, por la inflación y por la caída de las exportaciones regionales. En síntesis: la suerte del mercado ganadero para el segundo semestre se presenta más complicada: una demanda más débil podría coincidir con una oferta ganadera más alta, con mucha más disponibilidad de gordo liviano que lo esperado en el cuatrimestre julio-octubre.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *