13 de febrero de 2010 09:25 AM
Imprimir

Maíz: liberan cupo para la exportación

El ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, dijo ayer que "se liberarán 10 millones de toneladas de maíz para la exportación". La decisión apunta a evitar que se genere una sobreoferta mientras se comercialice la cosecha del cereal, que comenzará en pocas semanas.

Lo concreto es que la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) aprobó ya ROE Verdes por 5.211.217 toneladas de maíz. Estas habilitaciones de venta al exterior vienen saliendo con agilidad. En las últimas tres semanas el organismo aprobó ROE Verdes por un total de 1.366.911 toneladas de maíz. La progresión semanal fue de 225.056 toneladas; 407.000 toneladas, y 734.855 toneladas. Según los reportes diarios de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), durante esta semana los exportadores compraron unas 101.000 toneladas de maíz de la nueva cosecha. No obstante, según fuentes privadas del mercado ese volumen trepó a unas 185.000 toneladas. El jueves pasado, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires elevó su estimación de cosecha local, que pasó de 18,40 a 19,30 millones de toneladas. Según los técnicos, el agua acompañó en todo el ciclo del cultivo. Estuvo presente tanto en el desarrollo vegetativo de las plantas como en la floración que define el resultado por hectárea. De acuerdo con la entidad, el rinde promedio nacional sería de 81,7 quintales por hectárea. Respecto de la campaña anterior el tamaño de la cosecha actual sería un 32,5 por ciento mayor, debido no sólo a la evolución favorable del clima sino también a la inversión en tecnología. Decisión acertada En opinión de Martín Fraguío, director ejecutivo de la Asociación Maíz Argentino (Maizar), es acertada la intención del Gobierno de llevar tranquilidad a los productores antes de que empiece la recolección, teniendo en cuenta que la exportación se lleva gran parte de la cosecha y que de estar abierto el mercado no habría caída de precios ni problemas de logística. Desde Maizar esperaban que se asegurara la posibilidad de aprovechar la agilidad del mercado internacional de maíz, pues además de los casi 20 millones de toneladas de maíz, habrá disponibles entre 4 y 6 millones de toneladas de maíz consumo en chacra, entre 4 y 5 millones de toneladas de sorgo, de 500.000 a 700.000 de cebada (no aprovechable por la cervecería) y un remanente de trigo no apto para la molinería. Si se dificultara la colocación de granos en el exterior, con esta oferta no sólo habría problemas logísticos sino que se destruirían los precios.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *