14 de febrero de 2010 00:45 AM
Imprimir

Carne: el Gobierno continúa con su falta de autocrítica

En una semana cargada de polémica, la presidenta culpó a los productores por el aumento en el precio de la carne. Varios dirigentes recordaron que la nefasta política aplicada desde 2006 lleva a esta situación.

El pasado martes la presidenta Cristina Fernández de Kirchner criticó a los productores por el aumento en el precio de la carne registrado en los últimos días. “Es cierto, el precio ha aumentado, y saben por qué ha aumentado, porque ha llovido mucho y entonces se mantiene toda la hacienda en el campo para engordarla y alimentarla más. Entonces por eso van a ganar más dinero los productores, y obviamente el precio también repercute en lo que ustedes pagan, si el que produce gana más, el consumidor también paga más”, expresó la presidenta.En diálogo con Campolitoral el dirigente ruralista Francisco Mayoraz advirtió que “el aumento de la carne es algo que no nos sorprende a muchos porque se la ha estado advirtiendo al gobierno nacional”. Manifestó que, a su criterio, “con las políticas que hubo hasta ahora lo que se promovió fue la liquidación de stock, y cuando se ha liquidado el año pasado una gran cantidad de hembras es lógico que pase lo que está pasando ahora”. Luego remarcó que “si no se toman las medidas que correspondan la situación va a ser cada vez peor”.Reconoció que tras las lluvias puede haber productores que no manden animales al mercado por falta de mantenimiento de caminos o por otros factores, pero “no es consecuencia de la lluvia el grave problema que está pasando la ganadería”. “Las malas medidas en política ganadera acompañadas en el norte de Santa Fe y en otras provincias por la gran sequía disminuyeron el stock ganadero” aseguró.Mayoraz explicó también que “el productor no va a recomponer su stock ganadero de hoy para mañana” sino que necesita un “ciclo de 3 a 4 años”. “La hacienda, más que aumentar creo que está recuperando los valores que tendría que tener. Veníamos con valores 4 o 5 años sin moverse, y los insumos y sueldos se fueron moviendo, y no por eso el productor va a vender su capital que es el vientre” explicó.Y concluyó que “lo que está faltando es que sea una actividad rentable, en un proceso largo que no tenga variaciones de políticas, sino que el productor sepa adonde apunta”. “Ahí se va restablecer el stock ganadero” enfatizó, aunque adelantó que “no va a ser fácil”.Producto de una mala políticaPor su parte, Rene Yennerich, consignatario de Hacendados de Rafaela, aseguró que “este problema viene de años de malas políticas, fuimos el único país del mundo donde se sacrificaba el ternero macho porque no se podía criar, nunca se recuperaba la inversión que se hacía, es una situación lamentable pero cierta. Además el cierre de la exportación y la gran sequía fueron elementos fundamentales para que se llegue a esta coyuntura donde la oferta es muy baja”.Yennerich indicó que otro de los puntos que nos lleva a esta escenario es que muchos productores dejaron la actividad y se pasaron a la agricultura por un tema de rentabilidad. “Nadie puede trabajar a perdida durante años, cambias de actividad ó te fundís. Es una mala política de años que nos llevó a esta situación, nada es casualidad”.Por último, el consignatario, manifestó que por el precio que registra la vaca hay gente que vende en lugar de mantenerla uno años más. “Hay una gran cantidad de hembras que van a faena todas las semanas, todavía se siguen liquidando vientres, para que esto no suceda debe haber una política sería que le permita a los productores retener sus animales y generar más kilos, la faena de animales chicos no es la solución. Se debe subsidiar al ternero macho, lamentablemente la política en materia de subsidios siempre favoreció a unos pocos, sobre todo a los más grandes”.Varios factoresEn declaraciones a Canal Rural el consignatario Carlos Pujol, indicó que se sufren varios flagelos, una de ellas es la liquidación casi constantes de vientres, es más los precios bajos nos obligaban a tomar distancia, eso hizo que sumado a la seca, en estos dos últimos meses cuando había hacienda bajaba el precio y ahora que no hay oferta sube. “Hay muchas zonas que han sido arrasadas por la sequía, gran parte del sur de Buenos Aires, norte de Santa Fe, La Pampa. Hubo ventas anticipadas de hacienda por la gran sequía”.En tanto, Ricardo Negri (AACREA) explicó que la suba de precio de la carne reviste a una merma en la oferta de animales, no es un problema de hoy sino que esto se veía venir desde hace varios años atrás. “Todo esto arranca en una falta de previsivilidad en un negocio donde las reglas claras son lo más importante, por la inversión de largo plazo. esta falta de previsivilidad hizo que lo primero que bajara son la inversiones en pasturas, forrajes. Además esa baja en el nivel de inversión se ve en la faena de hembras, que se ha llegado en promedio durante 2009 al 48%, con picos del 52% y esto afecta toda la cadena de ganados y carnes. Este proceso comenzó en 2006 y se aceleró el año pasado con la gran sequía que obligó a reducir el stock y la liquidación de vientres”. ”el productor no va a recomponer su stock ganadero de hoy para mañana sino que necesita un ciclo de 3 a 4 años. La hacienda, más que aumentar creo que está recuperando los valores que tendría que tener”.  /// en relación“El ganado no es como un par de zapatos”Mediante un comunicado el diputado electo por La Pampa, Ulises Forte (UCR), aseguró que “muchas de las cosas que dijo ayer la presidenta, como responsabilizar a los productores de las subas de precio de la carne, y decir que eso responde a que ellos retienen animales es, por lo menos, una muestra clarísima de desconocimiento.”Esto está tan lejos de la realidad que sinceramente no sé si pensar que la presidenta está desinformada o quiere desinformar y ambas cosas son muy preocupantes.”El ganado no es como un par de zapatos, que puede estoquearse en una estantería; cuando está listo hay que venderlo, en poco más o menos de 30 días, sin otra opción”. “, explicó Forte.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *