14 de febrero de 2010 00:50 AM
Imprimir

De carne somos

Los productores afirman que en los hechos las ventas al exterior se encuentran "fuertemente restringidas". El Gobierno lo niega. Los consumidores sufren nuevos aumentos en el precio de distintos cortes.

El enfretamiento entre el Gobierno nacional y productores agropecuarios ayer sumó otro capítulo, en momentos en que en las carnicerías, en los últimos días, se habrían registrado nuevos aumentos del 10% promedio en distintos cortes, lo que impacta de lleno en el poder adquisitivo de la clase media y sectores populares. En ese escenario, los productores rurales denuncian que el Gobierno estaría aplicando fuertes restricciones a la exportación de carne como forma de represalia, algo que los pone en jaque.En otras palabras, al no poder exportar ni obtener rentabilidad, acelerarían su reconversión hacia la soja, con lo cual se agravaría la falta de oferta y, por ende, aumentaría aún más los precios en el mostrador. Ayer, ante las acusaciones provenientes del campo, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, intentó salir a desmentir las versiones y aseguró que no se cerrarán las exportaciones de carne, pero no dio explicaciones sobre la suspensión en la entrega de permisos (ROE) para vender el producto a distintos mercados del mundo. Domínguez destacó la performance exportadora de Argentina durante 2009, cuando se enviaron al exterior 600 mil toneladas de cortes cárnicos. Para la producción, en tanto, esas ventas externas se lograron luego de “sacrificar un fenomenal stock de hembras, que dejó sin reservas reproductivas a los ganaderos”, dijeron desde las entidades del campo con representación nacional. La conducción central de la Asociación de Productores de Carnes Santafesinas (Aprocarsa) lanzó duras críticas a la posición del Gobierno, acerca de los faltantes de hacienda vacuna que muestran las plazas ganaderas, con importantes recortes en la oferta de animales. Los dirigentes de la entidad sostuvieron que el aumento en los precios de la carne es “producto de la falta de políticas sectoriales que estimulen la actividad pecuaria, que derivaron en un descomunal envío de hembras a faena”, lo que se traducirá en una merma de unos 3,5 millones de terneros hacia el próximo otoño. Agregaron que “todos saben” que a esta altura del año “no hay terneros gordos y mucho menos novillitos, simplemente porque los terneros que nacieron masivamente en agosto y septiembre son aún mamones y están pesando aproximadamente 170/180 kilos. Es decir, no hay terneros para faena retenidos en el campo”, enfatizaron. Entre tanto, desde anoche cobraron fuerza los rumores relacionados con el cierre inminente de las ventas de carne vacuna a plazas externas, debido al incremento que se verifica diariamente en los precios del producto al consumidor final, en lo que representaría un nuevo intento oficial por intervenir en el comercio sectorial. Sobre el tema, referentes del negocio de ganados y carnes dijeron que “en la práctica, las exportaciones están fuertemente restringidas, ya que la Oncaa no está entregando los permisos correspondientes (ROE) para vender a plazas externas”, como así también sólo se entregan los certificados para cubrir las asignaciones del cupo Hilton que se venden a la UE. Agregaron que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, se reunirá en las próximas horas, o durante el fin de semana, con Domínguez “para analizar los pasos a seguir en el comercio de carnes”, tras lo cual expresaron que “no extrañaría que se vuelva a los controles de precios o se limiten aún más las ventas al exterior”. En otro orden, el ministro anticipó que se exportarán 10 millones de toneladas de maíz de la presente campaña, que dejará un volumen de zafra nacional superior a los 19 millones, aunque no precisó cuándo se abrirán los registros de exportación para el cereal que, hasta el momento, permanecen cerrados a pesar de los reclamos del sector productivo.  También el director de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), Juan Manuel Campillo, afirmó ayer que las exportaciones de carne vacuna desde diciembre de 2009 a la fecha suman un “volumen prácticamente igual” al que se registró hace un año.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *