14 de febrero de 2010 10:13 AM
Imprimir

Uruguay quiere que el beneficio de la nueva cuota de carne de la UE se reparta

El vicepresidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Fernando Pérez Abella, reconoció a El Observador Agropecuario que el nuevo mercado tiene que favorecer a toda la cadena cárnica

El gobierno estudia la forma de que el nuevo cupo de carne vacuna proveniente de ganado terminado a grano los últimos 100 días –que la Unión Europea (UE) concederá en breve a Uruguay– "no sea de uso exclusivo de la industria frigorífica" y que los beneficios lleguen a toda la cadena cárnica, reveló a El Observador Agropecuario el vicepresidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Fernando Pérez Abella.

Para el gobierno se trata de "un cupo nacional", que "debe tener un beneficio nacional" y llegar al menos a toda la cadena cárnica, explicó Pérez Abella. El jerarca de INAC recordó que la carne del nuevo cupo será la única que "no pagará arancel y se venderán todos los cortes", a un valor que ya se estima será 20% superior a la cuota Hilton.
Precisamente, en la reunión del futuro gabinete realizada el lunes 8 en Rincón del Cerro, el designado ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, comentó la inminencia de la apertura de ese nuevo cupo de carne y lo calificó de "súper cuota Hilton", en alusión a los cortes de carne vacuna de alta calidad que reciben los mejores precios. El futuro ministro manejó un precio de US$ 13.000 la tonelada para el nuevo cupo.
Según contaron participantes de la reunión, Aguerre explicó la buena posición de Uruguay en los mercados cárnicos. Ante la atenta mirada de José Mujica y Danilo Astori, el futuro ministro de Ganadería explicó que Uruguay se está beneficiando de la situación en Argentina, que no tiene una presencia firme en los mercados, de las menores colocaciones de Brasil por la demanda interna y de las dificultades que la sequía ocasionó en Australia.
"Nuestros competidores en el rubro cárnico están complicados", reflexionó Aguerre, quien también dijo que la expansión agrícola continúa en el país y que empiezan a aparecer señales de que los precios de los commodities están mejorando en los mercados.

Medidas a estudio. Ante la inminencia de la apertura del nuevo cupo de carne para Uruguay, las autoridades estudian la forma de que el beneficio no quede solo en la industria, adelantó Pérez Abella.
Como se sabe, los animales deben estar estabulados –en corrales de engorde o feedlots– para recibir una alimentación determinada –a grano– en los últimos 100 días. El vicepresidente de INAC recordó que la mayoría de los frigoríficos que exportan ya tienen sus propios feedlots, con capacidad para 9.000 a 10.000 animales encerrados, y pueden autoabastecerse.
Una de las medidas que el gobierno estudia estará dirigida a lograr la participación de la mayor cantidad posible de productores ganaderos en el negocio.
"Tenemos el desafío de buscar un instrumento que democratice la información y permita ingresar al negocio a otros productores que no sean el propio frigorífico", explicó Pérez Abella. Una medida será "dar a conocer qué es lo que se exporta y tener una información de primera línea", acotó. Un objetivo clave será que el beneficio de la nueva cuota llegue al criador.
Entre las herramientas que cuenta el gobierno para lograr su objetivo está el sistema de trazabilidad del ganado y las cajas negras en los frigoríficos, que "nos permite saber perfectamente qué animales entraron a las plantas industriales y a quiénes les compraron", dijo Pérez Abella.
Respecto a los trámites para ingresar con este cupo de carne terminada a grano, INAC y el MGAP están trabajando para responder las observaciones realizadas por la UE, que "son todas lógicas", dijo Pérez Abella.
Ya está definido que la certificación de los corrales de engorde (feedlots), y el control de los animales que entran y salen de ellos, serán responsabilidad del MGAP. A su vez, INAC está por homologar el sistema de clasificación y tipificación, que será similar al estadounidense.
La UE abrió un cupo de 20.000 toneladas de carne vacuna de animales terminados a grano para EEUU. Luego otros países, entre ellos Uruguay, pidieron ingresar en ella. La UE autorizó a Australia y la entrada de Uruguay es inminente.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *