15 de febrero de 2010 07:36 AM
Imprimir

Crece en EE. UU. campaña “Lunes sin Carne”

La semana pasada, el Sistema de Escuelas Públicas de la ciudad de Baltimore, en Estados Unidos, fue el primero en el país en comprometerse a no servir carne a los estudiantes los días lunes de cada semana.

Esto implica que unos 80,000 estudiantes no tendrán opción de comer proteínas provenientes de carne esos días, y a cambio se les ofrecerá opciones vegetarianas que incluyan proteínas de origen vegetal y derivadas de la leche, como sándwiches de queso.

Este movimiento de "Lunes sin Carne" es una iniciativa patrocinada por el proyecto Grace Spira de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg. El nombre Spira se refiere al activista de derechos de los animales Henry Spira, fundador de Animal Rights International. El movimiento inició en el 2003 y se ha convertido en un movimiento de crecimiento internacional de individuos, organizaciones y comunidades enteras que dejan de comer carne un día de la semana. El objetivo del movimiento es promover la salud de los seres humanos y del planeta, así como disminuir el maltrato de los animales, al reducir en un 15% el consumo de carne.

En referencia a tal situación, Patrick Boyle, presidente del
Instituto Americano de la Carne de Estados Unidos, pidió en una carta a Andrés A. Alonso, director ejecutivo de las Escuelas de la Cd. de Baltimore, que reconsidere este compromiso a no servir carne a los estudiantes un día de la semana. "Seguramente siempre se ha ofrecido a los estudiantes opciones vegetarianas en el menú de las escuelas", dijo Boyle en la carta. "Ahora se estará quitando un platillo de carne roja o blanca los lunes, y privando a los estudiantes y sus padres la habilidad de determinar lo que es apropiado para sus dietas y sus circunstancias personales".

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) estima que la producción de carne de cada categoría de animales de granja caerá por primera vez desde 1973. "Lunes sin Carne" opina que esto son buenas noticias para el medio ambiente, ya que el masivo número de animales confinados en engordas producen enormes volúmenes de desperdicios, y contaminan las fuentes acuíferas. También significa menos emisiones de gases de invernadero, ya que la FAO ha reportado que el sector animal de la agricultura en todo el mundo es responsable por 18% de las emisiones de estos gases, más que el sistema de transporte entero.

"Tengo la certeza de que se preocupa no solo por la educación de sus estudiantes, sino también por su salud y estado de nutrición. Le pido con urgencia que reconsidere su decisión y permita que los niños que asisten a la escuela cada día tener acceso al alimento más denso en nutrientes: los productos de carne roja y blanca. Sus niños, en particular, merecen esa opción", concluyó la carta de Boyle.

Para saber sobre el movimiento "Lunes sin Carne" visite su página electrónica.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *