15 de febrero de 2010 07:54 AM
Imprimir

“No existe una retención significativa de animales”

El Enfiteuta da la bienvenida a nuestro columnista Diego Ignacio Casá quien preparará un informe a medida del productor ganadero especialmente elaborado

Con el informe, que aparecerá todos los viernes, veremos reflejado el acontecer del sector desde que incluirá un comentario general, un panorama de la actividad de invernada, la cría, y la situación feedlotera.

Así, cada siete días Diego I. Casá –consultor privado– medirá el “pulso ganadero” en las principales cuencas productoras del país.

Por Diego Ignacio Casá – Especial para El Enfiteuta

Informe Nº 1 del 12 al 18 de febrero de 2010

Comentario General
De continuar con efecto neutro la intervención del gobierno sobre los precios del mercado concentrador y el consumo particular el libre juego de la oferta y la demanda consolidará los altos valores a los que llegó el consumo y la invernada. Con certeza se puede afirmar que no existe una retención significativa de animales, todo lo contrario, los campos se encuentran en su mayoría por debajo de su capacidad de producción por falta de cabezas.
No se trata pues de una retención especulativa de animales, como da a entender el gobierno, sino de un escenario de falta de materia prima (terneros) para volver a un nivel de producción normal.
 Mientras que los feedlots trabajen a media máquina se puede predecir un año con más animales terminados a pasto con suplemento a campo.

Invernada
Plena efervescencia en este segmento en que los remates, primeros indicadores de la tendencia con que arrancará la zafra, muestran poca hacienda encerrada y que parece mostrar precios sin techo para terneros y novillitos. La pregunta es si se convalidarán los precios de novillitos de 260 kilos que superan los $6,5 y terneros livianos superando ampliamente los $7 para mediados de marzo cuando aparezcan volúmenes de oferta significativos.
Respuesta: Con seguridad la tendencia será alcista o muy firme mientras sea tan evidente la escasa la oferta actual, como lo reflejan los remates con escasa oferta.
Para esta época del año las casas de remate que encerraban más de 5.000 cabezas, hoy apenas llegan a 2.000 animales.
El 5 de febrero se realizó una subasta en Rauch donde se repitió lo que viene ocurriendo en los distintos remates de este mes en toda la pampa húmeda: se pagan valores que llegan holgadamente a los $8 con excepciones tales como terneras de 150 kilos a 1.500 pesos, $10 el kilo. Sería un error convalidar estos precios para operaciones particulares en lo que resta del mes y más aún en marzo.
Lotes ofrecidos en venta particular en zona pampeana se pide plazos de 10 días y no superan los 30 días, con valores que promedian $6,5 la hembra y $7 el macho en animales de destete pesados de 200 kilos.
Además del escaso destete del 2010, podría darse un factor que agravaría aún más la disminución de la oferta de terneros. El criador con parte de sus terneros podría cubrir sus compromisos y retener un lote para encarar una recría, debido a la buena o normal oferta forrajera y dada la baja carga de vientres que tiene en el campo. Implantar un verdeo y aún una pastura con estos precios es rentable, el riesgo es por parte de un pronóstico de otoño excesivamente lluvioso que haga fracasar los cultivos.

Cría
La categoría fuerte de la época, vaca con ternero al pie, se vende por arriba de los 1.000 pesos lo que pisa, alcanzando hasta 1.700 pesos con terneros a dos o tres meses de su destete y de acuerdo a la edad de la vaca y probabilidad de estar preñada. Los terneros de enero y febrero van por muertos ya que esas vacas están vacías y hay que servirlas en otoño. Hay una gran cantidad de estas vacas debido al atraso de parición que resultó de la gran sequía de los años pasados.
Las vacas preñadas superan los 2.000 pesos y las vaquillonas con garantía de parición invernal se colocan a un promedio de 2.500 pesos y es difícil conseguirlas en amplias zonas ganaderas. Los lotes de calidad se ofrecen en el orden de los 3.000 pesos.

Feedlots
El nivel de actividad de los feedlots es el principal indicador de la falta de carne que se avecina en los próximos meses. Unos 150 establecimientos reportan sus ingresos y egresos y dan muestran de un encierre a la mitad de su capacidad. Con un cóctel de poca oferta, precios altos, compensaciones poco confiables y más uso del pastoreo de recría y engorde tradicional se puede predecir una disminución importante de la actividad. Los feedlots eficientes, los de frigoríficos y los de escala podrán sobrellevar con éxito este nuevo escenario en que la conversión de la ración a carne es más competitiva frente a la conversión que existía el año pasado y la compensación serviría para absorber en parte el alto valor de la invernada.

Consumo
Por el momento, abastecedores y carniceros absorben parte de la suba del ganado que gradualmente trasladarán al mostrador. Hoy se cierran ventas particulares de novillos a $12 el kilo sobre el rendimiento al gancho y se distribuyen en las carnicerías en el rango de los $12 a $16.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *