17 de julio de 2012 01:03 AM
Imprimir

4 años después, la AFIP fue por los hermanos De Ángeli

La AFIP sigue sumando víctimas a las que el gobierno nacional no les tiene simpatía. Al empresario Jorge Toselli, ahora se sumaron Alfredo De Ángeli y su hermano Atilio De Ángeli que se enteraron por los medios periodísticos de que fueron suspendidos del Registro Fiscal de Operadores en la Compra Venta de Granos y Legumbres Secas

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) sumó nuevas víctimas: esta vez fue el turno del director de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Ángeli. La medida también afectó a su hermano, Atilio De Ángeli. Los hermanos fueron suspendidos del Registro Fiscal de Operadores en la Compra Venta de Granos y Legumbres Secas.

Esta medida fue establecida a través de la resolución 2.300 de la AFIP publicada este lunes (16/07) en el Boletín Oficial e implicará una mayor carga tributaria por IVA y Ganancias al momento de vender la producción.

El dirigente aclaró que no fue notificado al respecto de esta medida y se quejó porque tomó conocimiento de ello a través de los medios. Por eso, aseguró que “mañana (17/07) me voy a reunir con mi contador para saber de qué se trata. Nunca vi que publiquen en los medios cuando algún funcionario kirchnerista tiene problemas con la AFIP.

Puede ser que se trate de alguna cuestión relacionada con la sociedad que yo tenía con mi hermano Atilio, que disolvimos hace dos años“, explicó y aclaró que ese trámite aún se encuentra en proceso.

Esto demuestra una vez más que el gobierno nacional posee mucha efectividad en los temas que ocupan a la AFIP, pero no pasa lo mismo para resolver los verdaderos problemas que persiguen a los ciudadanos, si se tiene en cuenta la falta de una política activa en lo que tiene que ver con la inseguridad que azota a las grandes ciudades y que ya avanzó por ciudades más pequeñas.

El caso de De Ángeli se suma al de la inmobiliaria Jorge Toselli Brokers SRL, que investigada, perseguida y suspendida por la AFIP, ya no puede operar comercialmente.

Sucede que su dueño comentó el párate de las ventas del sector, y como si hubiera dado un “balazo” al corazón del modelo, sufrió la suspensión de su Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) y por eso no puede operar comercialmente.

Por no haber presentado las declaraciones juradas de los últimos ejercicios fiscales, según la información oficial, el organismo que conduce Ricardo Echegaray, bloqueó la (CUIT) de la empresa.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *