16 de febrero de 2010 07:08 AM
Imprimir

España  –   Análisis sobre diversas enfermedades ganaderas

Los datos entregados por la Dirección General de Producción Agropecuaria sitúan en Castilla y León la prevalencia de la brucelosis ovina en 1,31% y de la tuberculosis bovina en 2,64%. Además, la Consejería de Agricultura y Ganadería se ha comprometido a revisar los expedientes denegados de Lengua Azul.

En la mañana de hoy se ha celebrado la Mesa Ganadera en Valladolid, y la Dirección General de Producción Agropecuaria ha proporcionado a las Organizaciones Agrarias Profesionales presentes, UPA y COAG entre ellas, datos relativos a distintas enfermedades que afectan a los animales.  Con respecto a la Enfermedad de Aujeszky cabe destacar que la prevalencia en el año 2009 se sitúa en el 0%, lo que confiere a Castilla y León la calificación de indemne frente a esta enfermedad y en consecuencia posibilitará el movimiento intracomunitario de animales.  A pesar de los buenos resultados obtenidos en la lucha contra la brucelosis bovina, cuya prevalencia en Castilla y León se sitúa en el 1,31% en el año 2009, es necesario realizar un seguimiento y mantener la vacunación de las hembras de reposición de entre tres y seis meses de edad con la vacuna antibrucelar B-19. En este sentido, gracias a la evolución tan favorable de la enfermedad, nuestras organizaciones consideran necesaria la modificación de la normativa vigente para flexibilizar los movimientos de los animales de las explotaciones, especialmente las calificadas como B3 y B4.  A su vez, consecuencia de estos resultados, aquellas explotaciones que no hayan sido positivas en los resultados de las pruebas de diagnóstico frente a la brucelosis en los años 2008 y 2009 no tendrán que someter a sus animales a una segunda prueba anual, es decir, una sola vuelta en las campañas de saneamiento ganadero.  En el caso de la tuberculosis bovina, los datos aportados por la Dirección General de Producción Agropecuaria sitúan la prevalencia de esta enfermedad en 2,64% en el 2009 (3,63% en el año 2008). A pesar del uso de la prueba de gamma interferón (en sangre) complementaria a la prueba de la intradermotuberculinización (prueba de la tuberculina), y de la aparente mejoría de los resultados, la Alianza por la Unidad del Campo se muestra escéptica, ya que es difícil realizar una valoración del estado de nuestras explotaciones frente a la tuberculosis, debido al diente de sierra que muestra la evolución de la prevalencia de esta enfermedad a lo largo de los años.  En este sentido, COAG y UPA valoran positivamente el compromiso por parte de la administración de analizar la fauna salvaje, no sólo de los animales abatidos, sino todos aquellos animales vivos que se sometan a algún movimiento, con el fin de detectar los posibles reservorios que puedan transmitir enfermedades a nuestros animales.  La evolución de la brucelosis en el ganado ovino-caprino también parece favorable, ya que la prevalencia en Castilla y León se sitúa en el año 2009 en un 0,36%, frente al 1,44% en el 2008. Como consecuencia de estos resultados, en las campañas de saneamiento ganadero de 2010 se analizará el 100% de las explotaciones que tuvieron algún positivo a brucelosis en los años 2008 y 2009, y tan solo un 25% de los animales en el resto de las explotaciones de Castilla y León.  Con respecto a las incidencias surgidas en las explotaciones como consecuencia de la vacunación frente a los distintos serotipos de la Lengua Azul, la Consejería de Agricultura y Ganadería se ha comprometido a revisar individualmente todas las solicitudes de indemnización presentadas por los ganaderos y que han sido denegadas a día de hoy.  Por su parte COAG y UPA han solicitado la ampliación del periodo de indemnización de los abortos en el caso del ganado ovino y la inclusión de los abortos del ganado vacuno así como el lucro cesante que se produce en las explotaciones afectadas por la vacunación de Lengua Azul en las indemnizaciones, con una modificación de la Orden Ministerial que las regula. Asimismo ha instado a la Dirección General de Producción Agropecuaria a que estas explotaciones afectadas puedan ser también posibles beneficiarias de las ayudas a la reposición.  Por último, y con respecto a la Lengua azul, UPA y COAG han solicitado el cierre de la frontera con Portugal, tanto de animales vivos como de canales, ya que el programa de control y erradicación frente a esta enfermedad que se aplica en este país vecino es menos estricto que el español.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *