16 de febrero de 2010 07:56 AM
Imprimir

Por caída de actividad, trabajadores de frigoríficos cobrarán unos $ 500 menos

Varias empresas reacomodaron la jornada. Pagarán la garantía horaria (140 horas mensuales), recortando 50 horas mensuales. En algunos lugares del país ya hay suspensiones.

La escasa oferta de ganado, y el consecuente aumento de precios, así como el cierre de las exportaciones generan importantes reducciones en el nivel de actividad de los frigoríficos e inconvenientes laborales, tal como informó LA MAÑANA en su edición del miércoles 3 de febrero. En algunos establecimientos ya están aplicando disminuciones en la carga horaria y aplican la garantía horaria (pago asegurado de 140 horas mensuales, divididas por quincena aún cuando no se trabajen). “Hasta el momento no hay suspensiones. Varios frigoríficos están reacomodando la jornada laboral”, aseguraron fuentes del sector, al tiempo que añadieron que se está implementando la garantía horaria, lo cual implica una reducción en los salarios de los empleados.
Normalmente, se contabilizan entre 186 y 190 horas mensuales por trabajador, a un promedio de 11 pesos; es decir, que dejar de trabajar 50 horas significa un pérdida de por lo menos 500 pesos. El impacto individual y grupal es importante, ya que la actividad agrupa a más de 4.000 personas en la provincia, y se verá reflejado en una caída del consumo en las ciudades y localidades donde están radicadas las plantas faenadoras.
Juan Carlos Grimaldi, titular de Logros (Río Segundo), dijo que hasta fin de mes los trabajadores gozan de vacaciones, pero luego se respetará el régimen de garantía horaria a pesar de la brusca caída de la actividad que llega hasta el 50 por ciento, especialmente en los frigoríficos exportadores.

Suspensiones en el país

A nivel nacional, en tanto, Silvio Etchehún, del Sindicato de Trabajadores de la Carne, afirmó que la industria despidió a 300 empleados del sector y a otros tantos les han aplicado reducciones salariales. Las provincias afectadas por las medidas empresariales son las de Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe y La Pampa. “Un sector de la producción de Argentina se encuentra con reducción de horas. Es por eso que los trabajadores pierden alrededor de 700 pesos. En el caso de la provincia de La Pampa, el Estado va a subsidiar el dinero descontado”, aseguró el sindicalista en declaraciones a Cadena 3.
Por otra parte, Etchehún aprovechó la oportunidad y volvió a responsabilizar al gobierno nacional de la crisis en el sector ganadero, y alentó los fantasmas que hablan sobre importaciones de vacunos. “El Estado nacional no tiene políticas para subsidiar al rubro. Estamos destruyendo el mercado interno y lo estamos poniendo a manos extranjeras, como por ejemplo en la brasileña”, afirmó.
El escenario es complejo. Si bien los precios actuales frenan el consumo interno, en promedio cada argentino come 72 kilos anuales, lo que implica una necesidad de 2,88 millones de kilogramos de carne sólo para el mercado interno, según afirmó Néstor Roulet, delegado de Cartez en Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).
Etchehún no dudó en afirmar: “El stock ganadero viene cayendo desde los últimos años, nos hemos comido las hembras, la fábrica de hacer carne”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *