16 de febrero de 2010 13:38 PM
Imprimir

Las automotrices se disputan, con las pick-ups, la renta de la soja

En línea con el dicho popular que sostiene que tras una buena cosecha el chacarero cambia la 'chata', las automotrices calientan motores para un año a pura competencia.

Una producción de granos que crecerá 40% respecto de la campaña finalizada en 2009 representará para los agricultores ingresos cercanos a los $ 65.000 millones sólo para el maíz y la soja, según la cotización de ayer. Por eso, los nuevos jugadores estiman que será un gran año para sus lanzamientos.

La hasta ahora indiscutida Hilux de Toyota, que ostenta el 45% del mercado de las pick-ups medianas tendrá, además de las camionetas S 10 de Chevrolet, la Ram de Dodge y la Ranger de Ford, otras dos competidoras. Por primera vez, Volkswagen fabrica una pick-up (Amarok), y lo hace en la Argentina. La firma invirtió $ 1.300 millones en su planta de Pacheco, donde proyecta producir 100.000 unidades, aunque este año fabricará 48.000, de las cuales venderá 10.000 en el país. El resto irá a Brasil y otros destinos de Sudamérica; también a Europa.

A una gran capacidad de carga (que alcanza 1,15 toneladas) le suma como herramienta de venta la seguridad –con cuatro airbags en su versión más alta– y ‘chiches’ como un climatizador bizona con diferencia de hasta cinco grados ¿El precio? Todavía una incógnita.

Nissan se suma como competidor en este mercado con una pick-up de fabricación tailandesa desarrollada sobre la base del mítico Pathfinder. La firma reingresa a este mercado, también para la línea de alta gama, con su nueva Frontier, con potencia de 172 caballos y un torque de 403 Nm. Como distintivo, desde la empresa también destacan su capacidad en cabina. El valor promedio de la Frontier es de 165.000 pesos.

Ambas marcas estarán haciendo sus presentaciones para el segmento agropecuario en Expoagro, la megamuestra a campo abierto que se realizará del 3 al 6 de marzo en San Pedro.

De la misma exposición formará parte Ford, que conserva cerca del 30% de participación de mercado y estará presente con su modelo Ranger presentado en agosto pasado. Chevrolet, por su parte, llevará su S10, que le aporta una participación cercana al 18% del share.

Vacas gordas

“Esperamos que el mercado crezca cerca de 10%”, dijo a El Cronista Juan Deverill, gerente de marketing de Nissan. Según su análisis, esto tiene como base una muy buena cosecha, pero está impulsado por la nueva oferta que presiona sobre la demanda.

“El campo va a tener una recuperación muy buena con valores altísimos de cosecha”, indicó Leonardo Bech, jefe de la división de vehículos comerciales de Volkswagen. “Por eso esperamos que el mercado renueve los vehículos”, añadió.

Con unas 34.000 unidades vendidas en 2009, el segmento de pick-ups medianas movió más de $ 3.800 millones, haciendo un promedio de valores que oscilaron entre los $ 65.000 y los $ 160.000. En plena expansión del mercado, se suman opciones enfocadas a la cima de la pirámide agropecuaria.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *