16 de febrero de 2010 14:32 PM
Imprimir

Paraguay  –  El Gobierno está desorientado en su plan de reforma agraria

El Gobierno nacional está desorientado en su plan de reforma agraria, lo confunde con la lucha contra la pobreza y en vez de crear polos de desarrollo agropecuario establece asentamientos que son verdaderos "guetos de pobres", advierte Wilfrido Hugo, asesor agrario de la FAO.

El Gobierno todavía no tiene clara la película en el tema agrario, enfoca  sus recursos  para la  lucha contra la pobreza, la reforma agraria, la reactivación productiva, la lucha contra el hambre, entre otros, todo hacia el sector campesino, como si fuese este grupo una sola cosa, arrancó Wilfrido Hugo.

“Los asentamientos no están siendo planificados para lograr el desarrollo productivo, porque allí son depositados  en su mayor parte personas pobres, sin  vocación productiva”, agregó.

Informó que un estudio le permitió observar que en un grupo  de asentamientos de San Pedro, solo el 40% demostró tener cultura productiva, el resto  fue a parar a esos lugares porque no tenía otra opción, explicó.

 “Los asentamientos se están convirtiendo en guetos de la pobreza, en depósito de pobres, en donde la mayoría apenas subsiste,  el 60% no cultiva ni produce, solo extrae”, señaló.

Añadió que los pobres deben ser incluidos en  la lucha contra la pobreza, pero que para la reforma agraria debe haber “una mínima selección que apunte a la producción agropecuaria”.

 Preguntado si no se puede acaso enseñar a los campesinos pobres a ser productores  agrícolas, contestó que eso no ha dado resultado en ninguna parte.

“Los campesinos sin vocación productiva  lo único que hicieron siempre fue deforestar hasta que no quede madera en sus lotes, para luego convertir en carbón los remanentes forestales, y terminado eso  venden las derecheras”, aseguró.

 Advirtió que la producción agrícola en el presente  se ha vuelto un desafío por el cambio climático. Eso  hace  ahora muy difícil el desarrollo de  cultivos sin aplicación de una tecnología y  conocimientos técnicos por parte del agricultor.

Inquirido si el seguro agrícola no podría paliar los riesgos, a lo que respondió  que hablar de eso en la pequeña finca  es una utopía, tiene altos costos y no es rentable, aseguró.    

Añadió que muchos campesinos, en vez de ser impulsados a la producción agrícola, podrían ser adiestrados para otros sectores productivos de la economía, tales como la producción  de ladrillos y otros materiales.

Descoordinación

Lamentó que por la gran descoordinación que tiene la reforma agraria, entre muchos problemas, un asentamiento de San Pedro recientemente ya recibió herramientas agrícolas de cuatro instituciones distintas del Gobierno, mientras otras “colonias” no reciben ayuda alguna.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *