17 de febrero de 2010 07:03 AM
Imprimir

Seis personas mueren en Austria y Alemania por comer queso contaminado

Los bacilos de listeria que contenían quesos austríacos, retirados ya del mercado en toda Europa, según confirmó el Ministerio de Salud de Austria.

Al menos seis personas han muerto a causa de la enfermedad desatada por los bacilos de listeria que contenían quesos austríacos, retirados ya del mercado en toda Europa, según confirmó hoy el Ministerio de Salud de Austria. Las autoridades sanitarias de la república alpina confirmaron hoy que la causa de las muertes -cuatro en Austria y dos en Alemania- fue la infección contraída por el consumo de queso de la empresa Prolactal, en el que se encontraron bacilos de listeria.
 En total, el año pasado en Austria se registraron doce casos de listeriosis, provocada por la contaminación del citado queso, de las cuales cuatro fallecieron, confirmó Ulrich Herzog, director del departamento de la Salud del Consumidor del citado ministerio.
 Otras dos personas murieron en Alemania, según informaron los medios austríacos citando al Instituto Robert Koch y a la Oficina de Seguridad Alimentaria y Protección al Consumidor de Alemania.
 "Con métodos especiales de análisis se logró identificar claramente la relación (de la enfermedad) con la listeria, y con ese producto", subrayó Herzog.
 Precisó que las víctimas murieron a finales del año paso y eran personas mayores, en las que los bacilos se reprodujeron rápidamente en la sangre y todo el organismo, causando perturbaciones neurológicas, diarrea y deshidratación.
 Esas bacterias pueden resultar peligrosas sobre todo para personas ya enfermas o debilitadas por la edad, así como para mujeres embarazadas y bebés.
 En un comunicado, la dirección de la empresa se mostró "conmocionada sobre los casos de enfermedad" relacionados con el consumo de sus productos, y aseguró que, inmediatamente después de conocerse las primeras sospechas, ha retirado del mercado más de 50 toneladas de diversos tipos de queso.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *