17 de febrero de 2010 12:27 PM
Imprimir

Subió la importación de carne uruguaya

Entre noviembre y diciembre, la compra pasó de 28 a 90 toneladas, la mayoría de ese país; habrían ingresado 110 toneladas en enero.

En plena crisis por los aumentos de la carne vacuna, desde fines del año pasado se registró un dato llamativo: aumentó la importación de este producto desde Uruguay. Aunque no es un aluvión, entre noviembre y diciembre pasado, según datos del Servicio Nacional de Sanidad Animal y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la importación total de carne fresca pasó de 28 a 90 toneladas, la mayoría de ese país. Según estimaciones privadas, en enero último la compra de carne a Uruguay se habría ubicado en 110 toneladas. De ese número, la mitad correspondió a asado y el resto fue parrillero, es decir, el conjunto asado, matambre y vacío. El año pasado, según el Senasa, en total, ingresaron 793 toneladas de carnes frescas por US$ 1,47 millones. El año que más vino carne uruguaya fue en 2000, con 9053 toneladas.
Lo que ocurrió con la importación es una anécdota, ya que es un volumen muy bajo, pero vuelve a poner en escena la pregunta sobre si la Argentina va a necesitar importar carne. Lejos de esta cuestión, por el contrario, la presidenta Cristina Kirchner remarcó recientemente que en 2009 hubo un boom exportador. Lo hizo sin hacer mención a la liquidación de hembras, que se llevaron la mitad de la faena, una marca que significa que se cierra la "máquina" de fabricar terneros. Según expertos del sector, es posible que se incremente el ingreso de ese producto desde Uruguay. En el nivel mayorista, la Argentina hoy está entre 15 y 20% más cara. "Es probable que aumente la entrada", señaló Ignacio Iriarte, especialista de Informe Ganadero. Iriarte aclaró que, por el volumen, esa mercadería no venía para bajar los precios. El especialista hizo el siguiente ejercicio: en el caso de que la tendencia de enero se llegara, por ejemplo, a duplicar, en todo el año se podrían contabilizar 2400 toneladas. Pero, aun si eso ocurriera, se trataría de menos del uno por mil del consumo argentino. ¿En qué lugares se consume el asado uruguayo? El 90% se queda en las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones. Uruguay produce unas 580.000 toneladas de carne y alrededor del 80% se va a la exportación. En realidad, en el vecino país, el asado no sólo es el corte más popular, sino que es excedentario. En términos de consumo per cápita, allí son 14 kilogramos, contra 7 de la Argentina. Esto, pese a que los argentinos son los que más comen carne, con una población 13 veces mayor. Cuestión de gustos De todos modos, podría haber una barrera para la entrada de más carne por una cuestión de gustos. En Uruguay son faenas más pesadas, y acá el comprador prefiera carnes más chicas. Por otra parte, según fuentes industriales, si hubiera que conseguir un importante volumen, en el mundo no sería fácil encontrarlo. "Si hubiera que importar 300.000 toneladas, no sé si se conseguiría comprando más caro", dijo un empresario. Según Alberto Williams, vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, en las últimas dos semanas el consumo cayó un 15 por ciento. El asado de enero de Uruguay tuvo un FOB [precio de exportación] uruguayo de 2,7 dólares por kilo en puerto, con costos y flete. Esta cuenta no incluye costos internos en la Argentina y márgenes de la distribución. En plena furia de los precios internos, al público habría llegado a valores similares o algo superiores a los domésticos. Según un industrial, al importar del Mercosur se pagan 0,05 dólares por kilo de flete; 0,03 dólares, por kilo de seguro, y 0,17 dólares, por kilo de comercialización. Por IVA se va 10,5%. La carne de fuera del Mercosur paga 12% de arancel. BOUDOU: "NO HAY SUBAS GENERALIZADAS" El ministro de Economía, Amado Boudou, insistió anoche en declaraciones a C5N, en que no hay subas generalizadas de precios, sino "un cambio en los precios relativos o reacomodamiento". "Hubo un fuerte incremento de la carne por cuestiones estacionales. Somos grandes consumidores, así que es un tema para estarle encima, pero esto se va a revertir con el reacomodamiento de stocks", confió Boudou. "En el largo plazo necesitamos aumentar la cantidad de oferta de bienes para terminar con esta historia de que cuando hay un ciclo de crecimiento algunos se lo quieren apropiar a través del aumento de precios", agregó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *