17 de febrero de 2010 07:30 AM
Imprimir

El ternero tocó los 7.90 pesos en un remate y se reclaman incentivos

El precio del ternero en un remate con casi 20 mil cabezas bovinas tocó los 7.90 pesos, mientras que aumentó el consumo de la carne porcina y la Sociedad Rural rosarina abogó por alentar al productor ganadero para normalizar los precios cárnicos.

En el Rosgan, remate ganadero televisado de la Bolsa de Comercio de Rosario, se llegó a pagar hasta 7,90 pesos por los terneros y en la categoría vientres con garantía de preñez se vendió un lote a 2.200 pesos.
Los novillos de 1 a 2 años se pagaron en promedio 6,12 pesos el kilo por 2.209 animales y novillos 2 a 3 años 5,56 en 1.385 animales mientras que los de más de 3 años obtuvieron un precio de 4,74 pesos.
Hoy se conoció que en el mercado de las llamadas carnes sustitutas de la bovina, aumentó la venta de porcinos debido al acuerdo de precios que rige desde septiembre y que contempla cortes de ‘barata’ incluso para guisados.
Sin embargo, la suba de la carne sigue en el centro de la polémica y la Sociedad Rural de Rosario (SSR) señaló que se debe alentar al productor ganadero en vez de responsabilizarlo por las alzas de precios.
‘Los abultados aumentos que afectan el poder adquisitivo de los consumidores no se deben a una acción especulativa de los productores agropecuarios para obtener mejores precios, sino que muy por el contrario es una consecuencia de la escasez del stock’, señaló la entidad.
Además, destacó que ‘un dato por demás de preocupante indica que durante el año 2009 se faenaron más de 16 millones de cabezas de ganado y que el 50 por ciento de ese número estaba integrado por hembras’.
Desde mediados de diciembre de 2009, ‘el Gobierno prácticamente ha cerrado las exportaciones vacunas al no entregar los permisos para exportación (ROE), denunció.
‘Esta medida contraproducente tuvo como único resultado agravar el problema de la carne y el consecuente aumento de su precio para los consumidores’, consideró.
Desde el sector de la faena, FIFRA, la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas lanzó una voz de alerta respecto del futuro de la actividad que ‘genera mayor cautela ante el negocio venidero’.
‘La realidad nos muestra que en la actualidad no hay suficiente hacienda terminada para satisfacer las necesidades de la industria, ya que la demanda local sigue constante. Se llega así a 2010, tras un año récord en cuanto al volumen de faena’, aclaró.
Para FIFRA la recomposición de stock llevará como mínimo dos años lo que llevará a una reestructuración de la actividad que deberán ‘padecer’ los ‘integrantes de la cadena’.
Daniel Urcia, presidente de la entidad aseguró que la ‘industria comienza a sufrir la fuerte caída de actividad pero los costos fijos se mantienen entre firmes y en alza’.
‘En este esquema de costos, la mano de obra tiene una fuerte incidencia: el sector cárnico tuvo, el año pasado, una recomposición del orden del 45 por ciento en un convenio que vence el 28 de febrero’, señaló.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *