17 de febrero de 2010 10:48 AM
Imprimir

Temen que falte lugar para acopio de cosecha

El agro se prepara para una alta cosecha, pero los productores temen que falte gasoil y deban aumentar la capacidad de acopio, según advierten informes privados. Además, al no comercializarse el trigo, no saben si alcanzará el espacio para guardar maíz y soja.

La producción actual 2009-2010 fue calculada por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en un total de 82 millones de toneladas y las exportaciones alcanzarán los 62 millones, con una siembra de soja en 19 millones de hectáreas y una cosecha de maíz que podría alcanzar las 20 millones de toneladas.

En tanto, la utilización interna podría ser de 21 millones de toneladas, de la cuales 12 millones serán de consumo de productos industrializados y 9 millones para consumo en chacra y stock.

Este año, el transporte desde las chacras a los puertos y fábricas alcanzaría los 74 millones de toneladas, 62 por camión, 10 en ferrocarril y por hidrovía un millón de toneladas, de acuerdo con la Bolsa de Comercio de Rosario.

Sin embargo, a la posibilidad de que se produzcan trastornos en las tareas de recolección y traslado de los granos por las lluvias que se prevén para el otoño, se suman los temores de que falte gasoil.

En 2009 hubo que importar y este año «faltará», según confirmó Raúl Castellano, vicepresidente de la Confederación de Comerciantes de Hidrocarburos (CECHA).

Las actividades del agro consumen alrededor de 3.000 millones de litros de gasoil por año, pero no alcanza y en los últimos años hubo una merma en su producción que ahora debe ser cortado con el 5% de biodiésel además.

Otro de los problemas que preocupan es el acopio: «Nos enfrentamos a una campaña similar al período 2006-2008 donde hubo en cada ciclo alrededor de 22 millones de toneladas de maíz y entre 46 y 48 millones toneladas de soja», explicó Patricia Bergero de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la BCR.

La especialista indicó que el problema a resolver radica fundamentalmente en «los sectores donde está acopiado el trigo», ya que si no se vende deberá hacerse lugar al maíz y a la soja.

Se trata de la capacidad que tienen los mismos productores, las cooperativas y centros de acopio.

«Hasta ahora los silos-bolsa (bolsones de plástico) ayudaron perfectamente», sintetizó Bergero. Sin embargo, un sondeo arrojó preocupación porque no alcancen los recipientes para hacer frente al aluvión de cosecha gruesa que por primera vez puede encontrar parte del espacio ocupado por el trigo. En este sentido, en algunos ámbitos ya comenzaron las previsiones para asegurar el acopio.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *