17 de febrero de 2010 11:11 AM
Imprimir

Los acopiadores santafesinos cayeron en las redes de Arba

El tema no es nada nuevo y provocó dolores de cabeza a más de un empresario santafesino. Desde el año pasado, fueron varias las firmas que denunciaron haber sufrido retenciones por parte de la Agencia de Recaudación Provincia de Buenos Aires (Arba). Como una primera movida, la Asociación Empresaria de Rosario se había puesto al hombro los reclamos de varios comercios ante la entidad de recaudación bonaerense, para lograr un reintegro de los montos retenidos.

Ahora, el inconveniente vuelve a aflorar, y esta vez le tocó al sector rural. Es que unos 14 acopios santafesinos nucleados en la Sociedad Gremial de Acopiadores de Granos, denunciaron haber sufrido en el mes de febrero retenciones por parte de Arba.”Hemos recibido a principio de febrero la consulta de 14 acopiadores asociados, que en sus resúmenes de la cuenta bancaria notaron débitos de Arba. Por cada compra que realizaron, se les debitó un 3%, que termina siendo un valor considerable”, contó a punto biz Sergio González, contador de la entidad que está trabajando en la resolución del conflicto junto a los acopiadores.Las retenciones de Arba son automáticas en caso de que el contribuyente foráneo no se encuentre inscripto en el convenio multilateral con la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, la mayoría de los acopios que detectaron débitos de sus cuentas no trabajan en territorio bonaerense. “Se dio por compras de las más variadas. Un acopio muy grande del centro de la provincia nos dijo que fue a Buenos Aires a comprar agroquímicos, algo que no los lleva a tener que inscribirse en convenio multilateral y, sin embargo, les retuvieron el 3%”, dijo González, quien agregó que todos los gastos que la firma realizó de traslados también llegaron con el ajuste de Arba.Según el profesional, aún en el caso de que el acopio decidiese inscribirse al convenio para ahorrarse el trajín, “tampoco conviene por el costo administrativo que implica”. Y el trajín no es para menos: tramitar la devolución del 3% retenido –sin estar inscripto al convenio- no dura menos de 6 meses, y en el peor de los casos puede demorar hasta un año; además de que la empresa solicitante debe justificar mediante documentos que su actividad no tiene lugar en la provincia de Buenos Aires.”La mayoría lo hace en la sucursal de Arba en San Nicolás, por la proximidad que existe. Ahí deben presentar una nota y explicar los motivos por los cuales no corresponde que le cobren. Después, viene la pelea por lograr que te devuelvan lo que te cobraron, y el resultado es incierto”, precisó González.El profesional que atiende a los acopiadores dijo que hasta el momento la Sociedad Gremial no logró contactarse “con ningún funcionario con decisiones dentro de Arba”, para obtener una solución al respecto.”Colegas bonaerenses me dicen que es muy difícil hablar con funcionarios, que son los que aplican la disposición que permite hacer esto. Pasan el peine de las cuentas bancarias de aquellos de los que hayan detectado alguna operación en Buenos Aires”, se quejó, y agregó: “Ven un movimiento y ya registran como que tiene actividad en esa provincia, y así le aplican el 3% de manera preventiva. Después, vos tenés que demostrar lo contrario”.Por otro lado, González contó que “algunos de los acopiadores ya se inscribieron al convenio multilateral, que es la única forma para salir del sistema de cobro vía bancario”. En cambio, otros –los que menos operan con Buenos Aires- optaron por el camino del reintegro de las retenciones.La cifra de perjudicados llegaría a 70Según cálculos del profesional, el número de acopiadores santafesinos perjudicados por las retenciones del Arba llegaría a 70. “Cuando salió lo del Circreb detectamos que de cada uno que nos consultaba había 5 más que les pasaba lo mismo pero que no se acercaban a contarnos. De esto deducimos que si hay cerca de 20 consultas, hay 70 o más de nuestros asociados que sufrieron retenciones”, explicó. 

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *