18 de febrero de 2010 12:00 PM
Imprimir

Carne: avanza acuerdo con los frigoríficos

El conflicto por la suba del precio de la carne podría encaminarse hacia una solución, luego de que la industria frigorífica se mostrara conforme con que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, mantenga los niveles de exportación del año pasado, que fueron récord.

Según señalaron a este diario, «cada vaca que se exporta significa abastecer también al mercado interno», para el caso de las famosas «baratas» que impulsa el funcionario con el aval de los hipermercados. En el Gobierno confían en que el buen diálogo con los frigoríficos exportadores permitirá un probable acuerdo de precios para la carne, que aliviará la coyuntura de alza en los valores que padecieron los consumidores en las últimas semanas.

A pesar de los reclamos de la dirigencia rural que representa la Mesa de Enlace para lanzar un eventual «cese de comercialización de hacienda en pie», propuesto por el presidente de Federación Agraria, Eduardo Buzzi; el martes último en la localidad de Chabas, Santa Fe, desde los frigoríficos el ánimo es diametralmente opuesto. «Si se mantiene el volumen de exportación del año pasado, cuando había crisis mundial, ahora con mejores precios, será un año excepcional» para toda la cadena, estimó un representante del sector exportador a este diario, que no quiso dar su nombre, ya que los frigoríficos se encuentran en el medio de las negociaciones con Moreno para bajar los precios en el mercado local.

En estas condiciones, el acuerdo parece marchar con viento a favor, ya que, según estiman en la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), las exportaciones «se van a mantener al mismo nivel que el año pasado». Incluso se redobló la apuesta: «Si quieren exportar más, posiblemente se les entreguen más ROE (permisos de exportación)», señalaron desde el organismo.

El razonamiento para esta armonía de intereses desde ambas posiciones tiene que ver con que los cuartos delanteros son los que por lo general se exportan, como cortes de alta calidad, y el resto, como el asado, se consumen a nivel local. «Cada vaca que se exporta también permite abastecer al mercado interno», remarcan desde los frigoríficos exportadores.

Sin embargo, existe un reclamo que intentarán plantear a Moreno en la reunión de mañana que semanalmente se realiza con los eslabones de la cadena cárnica.

Se trata del retraso de la Cuota Hilton, que, según señalan «atentaría contra el cumplimiento» del envío del cupo de 28.000 toneladas de cortes de alta calidad a la Unión Europea, uno de los principales negocios de los exportadores en la actualidad.

La negociación sobre qué volúmenes y qué cortes se pueden exportar «depende de una política de acuerdos que va a marcar todo este año, e incluso el próximo», confiaron desde el sector exportador, y aseguraron, en consonancia con Cristina de Kirchner, que la ganadería hoy atraviesa su mejor momento. Al respecto, desde los feed lots agregaron: «Buzzi habla de un paro ganadero, pero no sé a cuantos representa, yo no veo a los frigoríficos nerviosos ni complicados, porque exportan bien», resumió una fuente que tampoco quiso dar su nombre.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *