18 de febrero de 2010 12:02 PM
Imprimir

En el MATba prevén parálisis en el maíz

El mercado doméstico del maíz enfrenta una parálisis en los precios, a pesar del repunte en las ventas externas del cereal. Algunos analistas atribuyen esta situación a la «falta de transparencia en el mercado, ya que la apertura exportaciones no se amplía» y estiman que «podría ocurrir lo mismo que con la crisis del trigo».

El mercado doméstico del maíz enfrenta una parálisis en los precios, a pesar del repunte en las ventas externas del cereal. Algunos analistas atribuyen esta situación a la «falta de transparencia en el mercado, ya que la apertura exportaciones no se amplía» y estiman que «podría ocurrir lo mismo que con la crisis del trigo».

El presidente del Mercado a Término de Buenos Aires (MATba) Guillermo Desiervi, consideró ayer que «el Gobierno tiene con el maíz la oportunidad de revertir la pésima imagen» que dejó con la «no comercialización del trigo».

Sin embargo, el titular de la entidad que registra y garantiza operaciones de futuro y opciones descubridoras de precios, dijo que «ocurre todo lo contrario».

«No se trasladan los precios del mercado internacional al local porque las operaciones están planchadas por falta de entusiasmo y expectativas», aseguró el directivo desde el recinto del MATba.

La actividad debería «ser un marco de absoluta transparencia» y esto «no ocurre en estos momentos: se necesitan señales claras por parte del Gobierno como sería la liberación de 10 a 12 millones de toneladas de maíz para la exportación de una sola vez».

Para Desiervi, «liberar toneladas de a puchos lleva al riesgo de que se forme un cuello de botella con el famoso efecto de la tristemente conocida Puerta 12», cuando murieron aplastadas 71 personas en la década del 60, en un Boca-River.

La actual campaña de maíz, 2009-2010, tiene estimaciones que van desde los 19 a los 20 millones de toneladas de cosecha que tendrá su pico en el otoño casi en coincidencia con la de soja.

El tonelaje de granos que se querrá comercializar «creemos que será de entre 10 y 12 millones de toneladas porque el consumo interno argentino de maíz es de unos siete millones», aclaró el titular del MATba.

«En estos momentos no hay mercado, no hay variación de precios, la gente viene de la triste experiencia del trigo guardado porque no se pudo vender ante la falta de exportación», razonó. El MATba recibe, procesa y difunde todo tipo de información local e internacional sobre las distintas variables que inciden en la conformación de los precios de los productos que cotiza.

Otros análisis indican que con la soja nuevamente por encima de los u$s 350 la tonelada a futuros, en los cálculos oficiales hay entusiasmo por el efecto recaudador (retenciones del 35%) que podría sumar al término de una cosecha de unos 52 millones de toneladas en u$s 18 mil millones.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *