18 de febrero de 2010 21:14 PM
Imprimir

Paraguay   –   Calendario para el cultivo del ka’a he’ê

Este calendario es para la variedad Criolla, planta de la cual se constituyen actualmente aproximadamente el 95 de los cultivos de nuestro país, pues las variedades clonales Eireté, Katupyry, L4 y Morita tardan aproximadamente 15 días más en su ciclo.

Este calendario rige para los departamentos de Paraguarí, Cordillera, San Pedro, Amambay, Concepción, Presidente Hayes y parte de Caaguazú.
En los departamentos de Alto Paraná, Itapúa, Canindeyú y toda la cuenca del río Paraná, el clima es más frío, por lo que el corte de nivelación se puede realizar recién a mediados de setiembre.  De este modo, el calendario aquí descrito tendrá un retraso.

CALENDARIO AÑO 2010

Trabajos para la 2ª quincena de enero y febrero: En esta época se debe realizar la cosecha de semillas. No se pueden cosechar hojas si se van a cosechar semillas.
Lo más recomendable es hacer una cosecha secuencial de semillas, colocando una bolsa de plastillera encima de la planta y, agitando la misma, las semillas caerán dentro de la bolsa. Este tipo de cosecha se puede hacer día de por medio, aproximadamente durante tres semanas.

Es importante destacar que la buena calidad y abundancia de semillas se pueden obtener cuando se realizan los trabajos de cosecha principalmente en el mes de febrero, hasta mediados de marzo.
Labores a realizar entre los meses de febrero y marzo: En esta época, recomendamos la construcción de canteros o tablones,  y la siembra de semillas al voleo de 20 a 50 gramos por metro cuadrado. El periodo entre cosecha de semillas y siembra no debería pasar de una semana. Esto atendiendo que, a medida que pasan los días, la semilla va perdiendo su valor germinativo, a menos que se conserve refrigerada a más o menos 4 ºC.

Qué hacer en mayo y junio: Desde mediados de abril se deben realizar las plantaciones, es decir, el trasplante del vivero al lugar definitivo. El mejor mes para el trasplante es mayo. Recordemos que mayo y junio son lluviosos y de una temperatura muy amena para el buen prendimiento de la planta.

El trabajo de trasplante se puede realizar hasta agosto o setiembre si se cuenta con sistemas de riego, pero no podrán hacerse las cosechas previstas en el año agrícola.
Para el mes de agosto: Es fundamental llevar a cabo la poda o corte de uniformización 80 a 90 días después de realizado el trasplante. Si es un cultivo ya establecido de años anteriores, se debe realizar la poda de uniformización en lo posible durante la primera quincena de agosto.

Se debe tener muy en cuenta que, si este calendario no se respeta, solo se conseguirá una cosecha dentro de ese año. Sin embargo, si se cumple con lo establecido en el calendario, se harán dos cosechas dentro del año.

En octubre: Aproximadamente a los 60 a 65 días después de haber realizado el corte de uniformización, ya se debe hacer la primera cosecha.

Trabajos para el mes de diciembre 2010: Aproximadamente 60 días después de haber realizado la primera cosecha, ya se deberá hacer la segunda cosecha. Es la cosecha más abundante. Un cultivo con fertilización adecuada, al que no le haya faltado agua, que esté libre de malezas y enfermedades, puede dar en ese corte de 1.000 a 1.200 kilos de hoja seca y limpia.
El momento oportuno de cosecha es cuando las primeras flores empiezan a abrirse y siempre se debe realizar el corte después de una lluvia o cuando el terreno esté bien húmedo. Cosechar a 5 centímetros del suelo y si es posible con tijeras de podar, y colocar las ramas cortadas sobre bolsas, para que no estén en contacto con el suelo.
Si no se cosechan las hojas en diciembre, se cosecharán semillas a fines de enero aproximadamente  90 a100 días después de la cosecha de octubre.

CALENDARIO AÑO 2011

Para el mes de febrero 2011: En este mes se hace la tercera cosecha del ciclo agrícola, aproximadamente a 55 días después de haber realizado la cosecha de diciembre.
Si se cosechan semillas, se debe empezar de nuevo a hacer los canteros o tablones y sembrar lo más rápido posible después de haberlas cosechado.

En el mes de abril: Esta es la última cosecha del año agrícola. Según experiencias, se puede realizar la cosecha de 52 a 55 días después de haber cosechado en el mes de febrero. Cabe destacar que esta cosecha, en ocasiones, no es muy segura, atendiendo a las condiciones climáticas, especialmente lluvia. Además, como ya lo mencionamos anteriormente, si la plantación se atrasó en julio, agosto y setiembre, no se podrá realizar.
Para mayo, junio y julio: Dejar la planta en reposo y cultivar abonos verdes entre las hileras. El cultivo de lupino ha demostrado ser un excelente cultivo consorciado con el ka’a he’ê en el invierno.
Trabajo para agosto: Se debe realizar en la primera quincena de este mes si es posible, la poda o corte de uniformización. Así se continuará con las mismas tareas del año anterior.

OBSERVACIONES

El año agrícola empieza desde setiembre–octubre de un año hasta abril–mayo del año siguiente, es decir, abarca dos años calendarios.
El número o cantidad de días entre una cosecha y otra depende de numerosos factores como ser: número de días lluviosos, temperatura, insolación, fertilidad del suelo, sanidad del cultivo, ausencia de malezas, entre otros factores que afectan a la productividad agrícola.

DATO A TENER MUY EN CUENTA

Es de fundamental importancia que aquellas personas que deseen dedicarse al rubro del ka’a he’ê tengan en cuenta este calendario, ya que en varias ocasiones, muchos viveristas ofrecen sus plantines para cultivo en lugar definitivo en julio, agosto y setiembre, prometiendo que en ese año se podrá cosechar.
Esto es MENTIRA (estafa), ya que científicamente está comprobado que si un plantín es llevado a su lugar definitivo después de pasada su época ideal, no podrá ser cosechado dentro de ese año.

DATOS A TENER EN CUENTA

La producción de hoja seca es de 1.500 a 2.000 kilogramos en promedio por hectárea/año. Asumiendo un precio de venta de G. 5.000/kg, el ingreso anual por hectárea es de G. 7.500.000 a  G. 10.000.000. Si el propio productor aporta su mano de obra para las tareas de todo el ciclo, se evita el pago de jornales a terceros, y la rentabilidad es mayor. Existe también un ingreso adicional que es por la venta de tallos y ramas del ka’a he’ê, por los que se está pagando actualmente entre 500 a 700 guaraníes por kilogramo. Es muy importante recordar que el cultivo es semiperenne y dura aproximadamente 5 años.

Es de destacar que las empresas que fabrican cristales de steviósidos (NL STEVIA y NATIVIA GUARANI) compran directamente del agricultor, no tienen intermediarios. Además, otras empresas multinacionales y nacionales están incentivando el cultivo, como ser GRANULAR SA (Suecia),CARGILL (EE.UU.), PURE CIRCLE SOUTH AMERICA (Malasia), STEVIA PARAGUAYA y muchas otras empresas menores que comercializan ka’a he’ê.

Estas empresas entregan los plantines al agricultor, además de la asistencia técnica, firmando con los mismos un contrato de comercialización y aseguran el pago al contado por las hojas secas en la finca del productor. Es importante destacar que los agricultores van pagando de su producción en un plazo de 2 años los plantines que recibieron.
El productor debe preparar el terreno y, luego de recibir los plantines, proceder a plantarlos.

APOYO A LA AGRICULTURA FAMILIAR

El cultivo del ka’a he’ê esta orientado hasta ahora exclusivamente a la agricultura familiar, minifundiaria, siendo un rubro más dentro de la diversificación agrícola, pero que tiene algunas características muy importantes como ser: mercado asegurado, genera un flujo continuo de dinero porque tiene como mínimo 3 cosechas al año, y es el cultivo más rentable, comparado con otros rubros tradicionales como ser el cultivo del algodón, maíz, poroto y sésamo, entre otros.

Ing. Agr. Diego González Rodríguez
Especialista en cultivo de ka’a he’ê

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *