19 de febrero de 2010 11:46 AM
Imprimir

Uruguay   –   Faena se mantiene alta, en base a vacas

El precio del ganado gordo continúa con su tendencia al alza que comenzó a registrar en las primeras semanas de diciembre; dicho aumento no pronosticado sorprendió a muchos productores que se dedican al engorde de ganado, que no previeron una suba tan importante en los ganados de reposición y se quedaron sin comprar a los bajos precios que los ganados para el campo, registraban antes de fin del año 2009.

Por otra parte fueron excelentes los negocios de los que compraron ganados para recría, tanto machos como hembras, a veces con plazo para el pago, ya que en los tres meses que la mayoría de los eventos comerciales otorgan han ganado más de cien dólares por animal, sin contar el aumento de peso y el cambio de categoría de los bovinos.

Durante la semana pasada la Asociación de Consignatarios del Uruguay confirmó un nuevo repunte del valor del novillo gordo, con una retracción importante en la oferta de esta categoría, que se viene consolidando todas las semanas. Según el consorcio de consignatarios el valor del novillo gordo llegó a U$S2,50 el kilogramo en segunda balanza.

La tendencia al alza en el precio del ganado y la retención que hacen los productores, afiliados a la estrategia de aumentar el peso individual de los animales, tiene sus sustento productivo en la excelente oferta forrajera de los campos naturales y las pasturas sembradas, de ese modo, con el otoño en la mira como época de venta se procura mejorar la ecuación comercial del negocio.

Faena

El nivel de faena no ha bajado, pese a la baja oferta de novillos, la actividad se sostiene en base a la oferta de vacas y vaquillonas, muchos lotes de vacas han engordado en el campo natural y en muchos casos no eran tropas que se esperara estuvieran prontas en esta época del año. Las mejores vacas pesadas consiguen precios de U$S 2,35 por kilogramo de carne.

Faxcarne estimó que la semana pasada la faena de vacunos en establecimientos habilitados fue 43.200 bovinos, 0,9% menos que en la anterior.

Tal como lo había informado LA REPUBLICA la semana pasada, las entradas eran más largas de lo esperable en una época de baja oferta, lo que indicaba de modo indirecto que algunas plantas habían comenzado a concretar negocios; eso se reflejó en la mejora de actividad de algunos frigoríficos.

Con marzo casi a la vista, ahora comienza la pulseada de los momentos de alza de precio, la duda de cuándo vender, hasta cuándo aguantar los ganados en el campo, la industria sabe que la época de bonanza de pasto se terminará, y que con los primeros fríos saldrá más caro sostener a los novillos, el comportamiento común de los productores es el de retener hasta que el ganado comienza a bajar, en ese momento todos comienzan a ofrecer las tropas preparadas y el precio entra en la espiral bajista.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *