20 de febrero de 2010 13:02 PM
Imprimir

Detectaron cinco focos de roya en soja

Fitopatólogos privados, del INTA y de la compañía Syngenta comprobaron la aparición de la enfermedad en cultivos de las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe

Cinco focos detectados y denunciados de roya en la Argentina encienden luces de alerta sobre la presencia de la temida enfermedad en esta campaña sojera. Fitopatólogos de tres provincias y técnicos de Syngenta informaron sobre la situación en Santa Fe, Buenos Aires y Entre Ríos. Todos coinciden en que este año el cultivo presenta condiciones aptas para el desarrollo de la enfermedad por la altura de las plantas y la cantidad de folíolos que tienen, según informó la oficina de prensa de la compañía. En el Sistema Nacional de Vigilancia y Monitoreo de Plagas (Sinavimo) del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) se registran ya varias detecciones de roya de la soja en las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe. En Entre Ríos Según informó la fitopatóloga Norma Formento, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Paraná, en el norte de Entre Ríos hay roya detectada. El problema, por ahora, se focaliza sobre todo en el departamento La Paz, ya que en esa zona hay muchos productores con lotes chicos y ciclos largos, que no monitorean debidamente. En la zona núcleo de Entre Ríos, donde hay muy buenas plantas que entraron en R1, R2 y R3, no hay casos detectados. Según agregó Formento, "los productores que aplicaron en R3 ya están cubiertos contra una posible aparición de roya en la zona núcleo, cosa que podría suceder si baja el calor y llueve, lo que impediría el ingreso a los lotes durante algunos días. Como la soja viene tan bien este año, los productores no dudan en aplicar fungicidas preventivos". De todos modos, la ingeniera Formento sugiere incrementar los monitoreos de lotes con soja desde el estado R1 (floración) y consultar a los asesores técnicos ante la sospecha de la presencia de la enfermedad y para la toma de decisiones de control químico. Es fundamental monitorear los lotes recolectando al menos 48 folíolos al azar y proceder al envío de estos a los centros de reconocimiento. En Buenos Aires El ingeniero Antonio Ivancovich, del INTA Pergamino, informó que dio positiva la última medición sobre presencia de esporas, en la que se utilizaron cazaesporas. "Hay esporas en el aire desde los primeros días de febrero y podría haber más en las plantas dentro de 7 – 10 días", agregó. En todo el norte bonaerense, las condiciones meteorológicas fueron favorables para el avance de la enfermedad [lluvia, calor y muchas horas de rocío]. "El rocío es lo que genera condiciones de alto riesgo, porque la roya necesita humedad y el rocío contribuye a que se propague y la independiza de la lluvia. Muchos productores creen que, si no llueve, no hay roya, pero no tienen en cuenta las horas de rocío. Por eso, siempre se recomienda no especular con la lluvia para decidir la aplicación de fungicidas", afirmó Ivancovich, En Santa Fe Desde el norte de Santa Fe, la fitopatóloga Margarita Sillon, docente de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y directora del Centro de Sanidad en Cultivos, informó que en el departamento Castellanos tienen un foco detectado. Se trata de un lote ubicado en la localidad de Clusellas, sobre la ruta 19. Respecto de la posible expansión de la enfermedad en la zona, la ingeniera Sillon sostuvo que mientras las temperaturas sigan siendo superiores a los 30° no hay mayores riesgos, porque la temperatura conducente para la enfermedad es entre 16 y 24 grados. De todos modos, aconseja estar alerta porque los cultivos tienen las horas de mojado necesarias para que la enfermedad se expanda. "Tienen más de 6 horas de mojado diario seguro por el rocío; además, las plantaciones han tenido un excesivo desarrollo en muchos casos, vienen muy bien, se ven plantas en altas con mucho folíolo, y eso puede representar un riesgo, ya que cuando hay mucha hoja, las hojas bajan quedan húmedas y son las que primero se infectan, señaló la especialista. También aclaró que en todo el norte de Santa Fe la gran mayoría de los productores ya han aplicado fungicida para mancha de ojo de rana en R3 y eso los cubre contra la roya. Cómo actuar Ante este panorama, los especialistas recomiendan que por estos días se intensifiquen los monitoreos, ya que si avanza la enfermedad lo hará por focos. Esta roya debe ser controlada mediante el uso de fungicidas foliares. Es un patógeno que no queda en rastrojo ni en semilla; por lo tanto, hay que tratarlo ahora. Si llueve los próximos 10 días a tal punto que se imposibilite la entrada a los campos para monitorear, y si la temperatura se instala entre los 16°y 24°, se estarían dando condiciones ideales para que la roya avance. Los especialistas del Servicio Técnico de Syngenta aconsejan el uso de Amístar Xtra en 300 cc, fungicida de probada eficacia en el control de enfermedades de fin de ciclo (EFC) y roya. El carbendazim no es efectivo para su control. Aquellos que hoy tienen cultivos en R2 y R3 y no aplicaron fungicidas para enfermedades de fin de ciclo pueden aplicar preventivamente para roya llegado el caso. Al respecto, Ivancovich sostiene que no se debe dejar pasar el problema. "De nada sirve aplicar en R6 cuando la enfermedad está desde R3", señaló. La detección y la alerta ya están oficializadas a través de la página web del Sinavimo http://www.sinavimo.gov.ar/ .

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *