21 de febrero de 2010 00:25 AM
Imprimir

Claves para una cosecha distinta  :  Adaptación de equipos para situaciones de falta de piso

Luego de una campaña agrícola de bajas precipitaciones, la campaña actual 2009/10 se presenta como buena a muy buena con zonas donde los perfiles de suelo se encuentran saturados y con falta de piso. Sepa cómo actuar.

Los pronósticos climáticos para el otoño 2010 (año niño), indican altas precipitaciones en la región Pampeana, por lo tanto debemos tomar algunas precauciones antes del inicio de la cosecha en relación al equipamiento (cosechadoras, tractores y tolvas) y también sobre el adelantamiento del inicio de la cosecha (cosecha anticipada), sin análisis finos sobre el costo de secado, porque el factor riesgo de recolección del otoño 2010 indica cosechar lo antes posible.En los últimos años, los productores, técnicos y fabricantes se preocuparon por lograr una cosecha eficiente reduciendo al máximo el huellado superficial y la compactación, dos problemas de suma importancia a tener en cuenta en nuestro esquema de siembra directa continua.Entre las soluciones que existen para la cosecha en lotes con falta de piso se menciona el aumento de la flotabilidad y transitabilidad de las cosechadoras mediante adaptaciones especiales. La flotabilidad se mejora reduciendo la presión específica (kg/cm2) de los neumáticos sobre el suelo, para ello existen dos formas: una es reducir el peso de la cosechadora (cosechadoras livianas, y no superar el 50% de llenado de la tolva durante la cosecha), y la otra es aumentar el ancho y largo de pisada del tren delantero y trasero de las cosechadoras de tracción simple. El equipamiento de doble tracción hidrostática o mecánica resulta fundamental para aumentar la transitabilidad de las cosechadoras.AlternativasEl equipamiento de las cosechadoras para situaciones de falta de piso en nuestra zona, presenta varias alternativas posibles de neumáticos.Los radiales de alta flotabilidad con tacos a 45º y de buen ancho, permiten aumentar la flotabilidad con respecto a los neumáticos radiales tradicionales, reducir el huellado en siembra directa, y si el taco es profundo y de 45º poseen buena transitabilidad. Estos neumáticos radiales de alta flotabilidad pueden ser utilizados también, en tolvas auto descargables, para aumentar su transitabilidad.Los radiales convencionales, mejoran la transitabilidad y flotabilidad con respecto a uno tradicional al ejercer menor presión específica sobre el suelo debido a una menor presión de inflado y una mayor deformación de la banda de rodamiento. Estos deben ser con tacos a 45º para tracción en barro y facilitar la descarga del mismo.Los neumáticos convencionales son utilizados por su reducido precio. Poseen alta presión específica sobre el suelo, menor transitabilidad y flotabilidad que las opciones anteriores en el orden enunciado, pero suelen ser útiles para mejorar las prestaciones de cosechadoras "livianas" de bajo costo, a las cuales se le colocan rodados duales. Debe tenerse en cuenta que deben ser de tacos con muy poco cruce en el centro y en lo posible a 45º.A los neumáticos radiales con tacos muy profundos "tipo palas", no se los aconseja solos y menos en duales,ya sea en el tren delantero o trasero. Si bien, son muy efectivos para la tracción, producen huellas profundas, amasando y mezclando de las primeras capas del horizonte "B" con la del "A". Se aconseja solamente formando parte en un tren delantero "dual", donde el neumático con tacos "tipo palas" se encuentra en posición interna, acompañada de una radial y su diámetro exterior sea unos 10 a 15 cm menor. De forma tal de servir como apoyo en el momento de traccionar en el barro, debiendo tener especial atención en aplicarle una presión de inflado al 50 % de la normal en el neumático externo y en el interno, un 70% de la presión normal. Tener presente una separación mínima de las caras internas entre rodados de 15 a 20 cm.Caro, pero el mejorLos sistemas de traslado tipo orugas con banda de caucho; fueron diseñados para reducir la presión específica sobre el suelo, aumentar la flotabilidad y la eficiencia de tracción, pero poseen poca adaptación para funcionar en el barro, dado que en todos los casos frente a la pérdida de sustentabilidad de la cosechadora, carecen de capacidad de rodadura, dado el bajo diámetro de los rodillos de tracción. La ventaja principal con respecto a las orugas de acero radica en la agilidad de transporte, por su mayor velocidad máxima y también el bajo huellado que produce en situación de cosecha con suelo húmedo. Su mayor desventaja es el alto costo.Cualquier sistema de traslado de la cosechadora: neumáticos o semiorugas, ubicados en la parte delantera, deben ser acompañados por el mejoramiento de la flotabilidad de los neumáticos traseros, y todo el sistema mejora significativamente cuando la cosechadora posee doble tracción, hidrostática y/o mecánica.Las fábricas argentinas de cosechadoras, han producido modelos calificados como "livianos": adaptados para trabajar en el barro, entre ellos: Vasalli 1300, Don Roque 125 y 150, Bernardín 2120 y 2140, Marani / Agrinar 2121 o 2140 y Metalfor / Araus 1360, todos son modelos de trilla convencional entre 1,2 a 1,5 m de ancho de cilindro, con buen desarrollo tecnológico. Estas empresas poseen de fábrica la posibilidad de colocarle la doble tracción hidrostática y cabezales de menor ancho, apropiado para cosechar soja y maíz en situaciones de falta de piso.   EstrategiaEn ésta campaña debe primar el razonamiento y la estrategia de cosecha, pues deberá el productor con su contratista verificar y pautar hasta donde se podrá llegar cosechando en los lugares recurrentes de falta de piso de los lotes problemas y quizás pautar ciertos sectores, utilizando otro tipo de cosechadora mas liviana y mejor calzadas. Antes de arriesgar días enterrados y con posibilidades ciertas de roturas graves y generar huellas, pozos y muchos sinsabores de ambas partes. Esta campaña de cosecha gruesa será para que el productor y el contratista, "caminen de la mano y a pié juntillas".  /// el dato  Una buena opción. Trilladora Case con "terra tyres". Para aminorar el impacto. Las duales presentan una alternativa interesante.  Camiones en el lote. Del diálogo entre productor y contratista surgirá hasta dónde llegar cosechando.  1050 x 32. La semana pasada, Campolitoral publicaba un informe con productores ocupados en este tema: los Burini. En su galpón, las cubiertas especiales tienen un lugar destacado. /// en relación Ideas para trabajar "en el agua" Dentro de la ideas llevadas a la práctica para lograr transitabilidad en situaciones de falta de piso para cosechadoras con más de 230 CV, y cuando las cosechadoras posean mangas de diferencial que lo permitan, lo ideal es colocar duales en el tren delantero 30,5 x 32, o sea duplicar el neumático normal de la cosechadora, en lo posible con carcasa radial, y la externa con el 50% de la presión de inflado normal, la interna con el 70% de la presión normal en lo posible con dibujo tipo pala. En las cosechadoras con tracción simple es importante colocar en la parte trasera neumáticos más altos y anchos con tacos y de carcasa radial, lo que les confiere mayor transitabilidad al otorgarles mejor rodadura. Lo ideal es que las cosechadoras posean trasmisión hidrostática 4×4 y al puente trasero se le coloque neumáticos duales, el interno tipo pala. Estas cosechadoras también con duales delanteros constituyen el equipamiento ideal en relación a la transitabilidad y flotabilidad para situaciones extremas para cosechadoras de mas de 280 CV.También es posible y hasta necesario, en algunos casos extremos utilizar, cabezales tanto sojeros como maiceros de menor ancho de trabajo, para bajar el peso en el tren delantero y permitir fundamentalmente en las maxi cosechadoras trabajar con menores riesgos de quedar "colgados" en momentos de falta de piso.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *