9 de noviembre de 2009 14:05 PM
Imprimir

Nerviosismo en exportadores chilenos por brusco descenso del dólar

En caída libre se encuentra el tipo de cambio. El precio del dólar se sigue desplomando y el sector exportador ya encendió las luces de alerta frente a una posible persistencia de esta tendencia. Así las cosas, el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, puso paños fríos a la ...

En caída libre se encuentra el tipo de cambio. El precio del dólar se sigue desplomando y el sector exportador ya encendió las luces de alerta frente a una posible persistencia de esta tendencia. Así las cosas, el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, puso paños fríos a la preocupación y planteó el jueves pasado que “el dólar ha caído en todas partes del mundo lo cual indica que el problema es de esa moneda, porque el real brasileño, el peso colombiano, el sol peruano y el euro han subido su nivel, lo cual refleja un cambio de expectativas sobre Estados Unidos y no de Chile”.Lo cierto es que la divisa cerró la semana $521 -su menor nivel en 14 meses- registrando con ello una caída de $119 en lo que va corrido del año.Para el presidente de la Federación de Productores de Fruta (Fedefruta), Rodrigo Echeverría, la situación es “complicada”, pues sus proyecciones se hicieron con otras perspectivas del tipo de cambio. Asimismo, agregó que “los costos fijos que deben gastar para poner en marcha la industria, como los combustibles y la mano de obra, entre otros, son más elevados, lo que significa que este piso se compara con los $450 que tuvimos hace un tiempo”.En ese sentido, Echeverría afirmó que de mantenerse el actual nivel del billete verde significará una importante pérdida de puestos de trabajo debido a que muchos empresarios están con rentabilidad negativa y no podrán seguir adelante con sus cultivos.”Afectará el empleo estacional porque estamos obligados a mecanizar algunas labores para bajar los costos fijos y por lo demás otros optarán por no extraer la fruta de exportación que precisamente es la que presenta valor agregado generando mayores puestos de trabajo”, señaló el líder gremial.Es por eso que para Echeverría este es el momento preciso para que el gobierno y el Banco Central actúen, puesto que el grueso de la temporada de exportaciones está por comenzar. “Si no se toma alguna medida para reactivar, el modelo exportador, dentro de los próximos 30 a 60 días el escenario se complica y nuestras estimaciones dicen que se perderán unos 50 mil empleos”.El empresario sostuvo que ya se reunieron con las autoridades, pero aún no hay una respuesta sobre este tema. En cuanto a las estimaciones que el sector hace de los niveles de pérdida a la fecha, el dirigente precisó que alcanzan los “300 millones de dólares, lo que representa un 10% de las ventas del año pasado”.A su vez, la gerenta de estudios de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Ema Budinich, afirmó que “esto afecta la competitividad del sector y más aún ahora que se está en pleno proceso productivo y por eso nosotros siempre hemos planteado la necesidad de una política cambiaria de largo plazo para un mejor desarrollo de la agricultura”.Los expertos opinanPara los expertos la situación si bien es compleja, todavía no amerita una intervención activa de las autoridades. Para el economista de la Universidad Central Rafael Garay, lo que sucede se explica debido a que en Brasil el gobierno decidió establecer un impuesto de un 2% a las inversiones en dólares de los denominados capitales golondrina y eso provocó que esos capitales se trasladaran a Chile por las diferencias de tasas de interés que existe actualmente con Estados Unidos. “Con ello se aumentó la presencia de la cantidad de divisa presente en el mercado local y hace derrumbar el precio”, explicó.Este escenario, Garay afirmó que “es una pésima noticia para el sector exportador, ya que su nivel de competitividad de mantiene a un precio que ronde los 595 pesos y que ahora esté en los 520… podría causar un retraso en la salida de la crisis y una recuperación más lenta del empleo”. En cuanto a la evolución del precio de la divisa, el académico planteó que “el cierre del año para esta moneda estará en torno a los 550 a 560”.A su vez, Francisco Castañeda, de la Universidad de Santiago indicó que la explicación del bajo nivel de la moneda norteamericana radica tanto en factores internos como externos. En el primero de ellos “se relaciona con la venta de divisas que este año ha realizado el Ministerio de Hacienda para financiar parte del déficit fiscal que terminará siendo de 3,6% y como factor internacional está el debilitamiento de la economía estadounidense lo cual ha llevado a que los países no recurran al dólar como moneda de reserva”. Las proyecciones que Castañeda hace para este año indican que cerrará en 540 como promedio anual y aventuró que para el próximo año, si las condiciones económicas se mantienen más o menos igual, debería estar en el mismo rango o bien bajar a un piso de 500 pesos.En tanto, René Sanjinés, académico de la Universidad Andrés Bello, comentó que “el sector exportador siempre preferirá un dólar alto, pero actualmente el tipo de cambio no les provocará un gran daño como algún cierre de negocios porque aún se mantiene rentable”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *