22 de febrero de 2010 12:26 PM
Imprimir

Acuerdo con el sector pesquero

El conflicto en el Golfo San Jorge comenzó ayer a tomar carriles normales a partir del principio de acuerdo con todos los sectores de los trabajadores pesqueros, después de semanas de incertidumbre tras la denuncia del sector pesquero, que apuntaban a la operadora Pan American Energy por la escasez de merluza.

Sin embargo, todavía queda mucho trabajo por hacer. Después de conocerse la conformación del fondo de crisis al que aportará la petrolera en el marco de su “responsabilidad social empresaria” para ayudar al sector, aún resta definir algunos números “finos” de la negociación.
Entre ellos, cuántos son los pesqueros que recibirán el aporte y de qué manera se hará, así como también cuánto será el monto del fondo y cómo será supervisado el mismo, ya que incluso se analiza la posibilidad de crear una ley.
En tanto, a primera hora de la mañana de ayer zarpó desde el Puerto Caleta Paula el buque petrolero “Recoleta” para conectarse a la monoboya y de esta manera comenzar con las tareas de carga desde la planta de almacenaje de TERMAP (Terminales Marítimas Patagónicas).

Fondo de crisis

Ayer, en la ex empresa Barillari, los fileteros eran quienes se oponían a cerrar el acuerdo, sobre todo los integrantes de las cooperativas, quienes estaban disconformes con el monto que se les asignaba. Cuando parecía que la propuesta “se caería” para todos los demás sectores, finalmente se alcanzó el acuerdo.
Aún en horas del mediodía no estaba firme el principio de acuerdo al que arribaron en Río Gallegos las partes involucradas en el reclamo de los trabajadores de la actividad pesquera, y en ese sentido trascendió que los integrantes de las cooperativas “20 de Noviembre” y “El Dorado” no estaban conformes con el acuerdo.
Vale recordar que el pre acuerdo establece la creación de un fondo de crisis con el aporte integral de las operadoras y que sería administrado por el municipio y la provincia y repartido entre las distintas actividades de la pesca, según como hayan sido perjudicadas por la falta de materia prima en el Golfo, situación que no conformaba las expectativas de los operarios de planta. Sin embargo, pasado el mediodía finalmente el sector de la alimentación aceptó la propuesta.

Los estudios

Cabe remarcar que la operadora PAE niega terminantemente que hayan sido sus operaciones sísmicas off shore, las que causaron la falta del recurso marítimo, lo que ahora deberá ser demostrado por un organismo “imparcial”.
Uno de los principales inconvenientes que debió sortear la mesa compuesta por el Gobierno, las operadoras y los representantes de los trabajadores, fue determinar si aceptaban al Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) como organismo para determinar si las pruebas sísmicas fueron las causantes de la falta de materia prima en el Golfo.
Las dudas comenzaron cuando se “filtró” el informe a partir de las declaraciones del subsecretario de Pesca de la Nación, Norberto Yahuar, quien adelantó que el estudio daba como resultado que las pruebas de exploración no habían sido las responsables de la ausencia de merluza.
Los representantes sindicales pidieron un organismo “imparcial” para que realice el estudio, por lo que se avanzará en ese sentido para que no queden dudas sobre las causas de tan prolongada ausencia del producto en esa región.
También, por lo que pudo saber este medio, el trabajo estaría coordinado por una comisión tripartita (estado, operadoras y sindicatos) para despejar cualquier duda al respecto.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *