24 de febrero de 2010 07:04 AM
Imprimir

Tironeos en el Gobierno por la venta de cereales

La Oncca fijó más exigencias para la exportación de trigo y de maíz; oposición del ministro Domínguez

La peor cosecha de trigo desde 1981, con una recolección de apenas 7,48 millones de toneladas, originó una nueva puja interna en el Gobierno entre la poderosa Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), conducida por el ultrakirchnerista Juan Manuel Campillo, y el Ministerio de Agricultura, a cargo de Julián Domínguez. Además, el campo volvió a reclamar ayer que se normalizara la comercialización del cereal, paralizada desde diciembre. Ante legisladores de distintos partidos, en el edifico anexo de la Cámara de Diputados, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) hizo un diagnóstico de la producción de trigo y advirtió que el maíz podría entrar en la misma situación. Mediante una resolución, la Oncca dispuso que los exportadores que pidan autorización para embarcar trigo deberán consignar la procedencia de los granos comprometidos para la operación, dado que -según los acuerdos firmados por el Gobierno con exportadores y con productores- sólo se puede enviar al exterior trigo procedente de Buenos Aires y de Entre Ríos. La Oncca también incluye como procedencia autorizada a la provincia de Santa Fe. De esos distritos, además, sólo podrán vender trigo los productores incluidos en una lista manejada por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Según informaron desde la Oncca, la exportación de maíz también quedará sujeta a esta nueva disposición cuando "se firmen acuerdos y comience la comercialización". Sin embargo, fuentes del Ministerio de Agricultura aclararon que esa cartera no impulsa ninguna intervención en el mercado de maíz y que espera que ese grano se comercialice "como ha sido uso y costumbre siempre". Mientras continúa el reclamo de los productores de trigo por los problemas para comercializar su producción, en el Banco Nación informaron que en 20 días ya recibieron solicitudes por parte de productores y molinos por operaciones con las líneas crediticias anunciadas para este cereal. Según dijo una fuente, en el caso de los molinos, en la entidad ya recibieron solicitudes de operaciones por 150 millones de pesos, equivalentes a 250.000 toneladas. Los pedidos fueron realizados por una veintena de empresas. En este caso, el Gobierno había anunciado financiamiento para que la molinería comprara 1,5 millones de toneladas a precios oficiales. Además, hasta ahora los productores pidieron el crédito para retener mercadería por un total de 20 millones de pesos, equivalentes a 45.000 toneladas

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *